PP vasco aporta datos para demostrar que pagó con sus ingresos sus sedes y no recibió dinero de Bárcenas

El secretario general el pp vasco, Iñaki Oyarzabal
EUROPA PRESS
Actualizado 18/07/2013 15:45:14 CET

Reconoce que recibe anualmente financiación del PP nacional pero dice que se destina al funcionamiento del partido

VITORIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PP en el País Vasco ha aportado públicamente este jueves datos para demostrar que pagó con sus ingresos las hipotecas de sus sedes y que no recibió dinero del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas.

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzabal, ha comparecido en rueda de prensa, celebrada en la sede del partido en Vitoria, para aclarar las informaciones que apuntan a que Bárcenas podría haber asegurado al juez Ruz que la sede de los populares en Bilbao, ubicada en el número 89 de Gran Vía, habría sido financiada presuntamente gracias a una comisión pagada por una empresa. "El PP vasco ha pagado desde la primera peseta al ultimo euro al Banco Popular de la hipoteca de la sede", ha aseverado.

Oyarzábal ha asegurado que su formación no ha recibido dinero de Luis Bárcenas, sino del PP nacional, aunque ha precisado que esta financiación se ha destinado al funcionamiento del partido y a las campañas electorales, por lo que el pago de las hipotecas de sus sedes se ha realizado "siempre" con los ingresos de la propia formación vasca.

El representante de los populares vascos ha asegurado que su formación es quien paga las hipotecas de las tres sedes de las que dispone en Euskadi, y ha reconocido que desde 1989, año de su fundación, recibe anualmente aportaciones financieras del PP nacional, aunque destinadas al funcionamiento del partido y a las campañas electorales. "Sin su apoyo, no habríamos podido subsistir en Euskadi. Somos un partido pequeño que hemos sufrido el acoso terrorista y la falta de apoyo de las instituciones", ha indicado.

En este sentido, ha precisado que "el PP vasco no ha recibido dinero de Bárcenas, sino que ha recibido financiación del PP nacional para la actividad propia del partido". "Hemos recibido apoyo del PP nacional, pero no tenemos nada que esconder", ha reiterado.

Por este motivo, ha dado a conocer los pagos que el PP vasco ha realizado desde el 1999, año en el que adquirió la sede de Bilbao, para amortizar la hipoteca de esta sede. "No tenemos nada que esconder; presentamos las cuentas limpias, transparentes y claras", ha asegurado.

Asimismo, tras defender que el PP está dando "muchas explicaciones" sobre el 'caso Bárcenas' y mostrar su "plena confianza" en el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado a los jueces que actúen "con la mayor diligencia y cuanto antes" porque cree que "es lo que va a dar confianza a la sociedad vasca".

"Nos toca la moral aparecer en determinadas informaciones cuando el PP vasco puede mirar a lo ojos a determinados partidos; podemos decir a quién hemos comprado nuestras sedes", ha señalado.

REVISIÓN DE CUENTAS

Según ha explicado, antes de abandonar el cargo de presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ya ordenó en el mes de enero la revisión de los asientos contables desde el año 2003 al 2013 y, después de las ultimas informaciones, la actual presidenta, Arantza Quiroga, ha ampliado esta revisión al año 1998.

Con el objetivo de actuar con la "mayor transparencia", Oyarzabal ha informado de que el PP adquirió su primera sede de Bilbao en el año 1999 a la compañía aseguradora Zurich, por 165 millones de pesetas más 10 millones de pesetas en concepto de impuestos y tasas notariales.

Para ello, el Partido Popular vasco contrajo una hipoteca en el Banco Popular de 210 millones de pesetas para hacer frente al pago del local, así como de las obras de rehabilitación y acondicionamiento, que terminó de sufragar en noviembre del año 2011.

Durante la rueda de prensa, se ha repartido a los medios de comunicación los extractos de pago de la sede del PP en Bilbao que, según ha precisado, se ha amortizado con dinero del propio partido. "El PP vasco ha pagado desde la primera peseta al ultimo euro al Banco Popular de la hipoteca de la sede", ha insistido.

Asimismo, ha informado de que cuenta con otras dos sedes, una en San Sebastián --adquirida en el año 2004-- y otra en Vitoria --comprada a la Caja Vital en el año 2008--, por lo que actualmente tiene que hacer frente a las hipotecas de estos dos inmuebles que ascienden a 2.867.000 euros. "No nos ha perdonado ni un euro ningún banco o caja. Debemos dinero a los bancos y pagamos religiosamente nuestras deudas", ha resaltado.

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies