PP vasco considera que, con el aniversario de "su rendición", ETA quiere "tomar oxígeno" para su desaparición

389464.1.644.368.20180408105331
Vídeo de la noticia
Actualizado 08/04/2018 12:58:46 CET

Pide que, de cara a su fin, se "ahorre todas las escenas de "parafernalia y teatrillo, que sobran y humillan a las víctimas"

BILBAO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, ha afirmado que el desarme de ETA que se produjo hace un año fue "un acto de rendición" puesto que, cuando la banda terrorista certificó que estaba derrotada, "fue cuando dijeron que dejaban de matar".

En declaraciones a Europa Press, la dirigente popular vasca ha recordado que hace seis años que se certificó la derrota de ETA "a manos de la sociedad civil, del Estado de Derecho y de las FSE", aunque se tuvo que "aguantar" durante cinco años "un teatrillo" hasta que el pasado 8 de abril de 2017 hicieron lo que ha denominado "un acto de rendición, con mucha parafernalia, más parafernalia que armas entregadas".

"Y ahora pretenden, con este aniversario, tomar oxígeno de cara a algo que es lo único que estamos esperando los vascos, que es su desaparición, y yo creo que ésa es la clave, que desaparezcan de nuestras vidas, de la vida política, de la vida social, de Euskadi, y de lo que ha representado la historia más negra y más triste de nuestras vidas", ha precisado.

DESMOVILIZACIÓN

Preguntada por el hecho de que puedan emplear la palabra desmovilización para dar por acabada su andadura, Fernández ha querido dejar claro que lo único que espera es "su desaparición".

En este sentido, ha pedido "por favor" que nos ahorren todas las escenas de "parafernalia y teatrillo" que "nos sobran, desde luego, a los vascos", porque además suponen "algo innecesario, que humilla a una parte de la sociedad vasca, y muy especialmente a las víctimas del terrorismo, que yo creo que es un colectivo de especial protección".

Contador