PP advierte a ETA de que no habrá "impunidad ni contrapartidas" por su disolución

Alfonso Alonso, en foto de archivo
Europa Press
Actualizado 23/04/2018 14:19:05 CET

Alonso desvincula la política penitenciaria de la negociación de los PGE y afirma "no haber visto" en el PNV "una voluntad de ligar" ambas

BILBAO, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha advertido a ETA de que no habrá "impunidad ni contrapartidas" por su disolución ya que "los crímenes están ahí y las condenas hay que cumplirlas".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Alonso se ha referido al comunicado de ETA del pasado viernes y a la posibilidad de que la banda anuncie su disolución próximamente.

En este sentido, el dirigente del PP ha considerado que ETA ha empezado "muy mal, con un cierre en falso", ya que la declaración de la pasada semana fue "particularmente cruel, justificativa y no mostraba arrepentimiento".

Por ello, ha asegurdado que la desaparición de la organización terrorista va a ser "parecida al desarme que hicieron sin entregar las armas y parece que más que una disolución van a pasar el testigo de su historia a otros".

"Disolverse y desaparecer significa repudiar su historia y decir que no solo estaban mal los medios sino que eran ilegítimos los fines pero no parece que esa sea la disposición", ha añadido.

Por otro lado, ha considerado que no cree que ETA pueda pensar que "con este movimiento vaya a conseguir nada" y le ha advertido de que por su disolución "no hay contrapartidas".

Asimismo, ha incidido en que no se puede obtener impunidad ya que "los crímenes están ahí y las condenas hay que cumplirlas porque la ley funciona así". "No hay negociación o diálogo con los terroristas y no habrá impunidad", ha argumentado.

Asimismo, y cuestionado por un posible cambio en la política penitenciaria, Alonso ha sostenido que lo importante es que cada preso "pueda hacer un recorrido individual y tomar una decisión personal hacia su reinserción".

"Lo decisivo es que se aparten de la disciplina de ETA, muestren arrepentimiento y colaboren con la justicia. A partir de ahí, sí se abre un camino que intenta favorecer su reinserción y el tratamiento va a ser individualizado y personal", ha descrito.

Tras recordar que los miembros de una organización criminal no se agrupan en las cárceles, ha insistido en que "cada preso debe desvincularse de una organización que les llevó a ser terroristas y les hizo daño también a ellos al destruirles en su base moral más profunda".

"ETA desapareciendo puede dejar de ser un lastre para los presos, pero el Estado no debe nada a una persona que ha pertenecido a una organización que se ha disuelto. Si la voluntad de desaparición es sincera que deje de presionar porque aquí recibe homenajes el preso que ha sido fiel a la organización; el que se ha arrepentido no tiene homenajes", ha indicado en referencia a los denominados 'ongi etorris'.

PGE

Asimismo, ha negado que la política penitenciaria "pueda estar en la mesa" de negociación de los Presupuestos Generales del Estado ya que no "se pueden mezclar las dos cuestiones".

"España en ningún caso puede enmarcar dentro de una negociación de PGE una cuestión que no tiene nada que ver y que es distinta. En ningún caso se va a considerar como objeto de negociación en el marco de los presupuestos", ha afirmado.

Por ello, Alonso ha querido "desvincular claramente los dos ámbitos", ya que "puede haber discusión o posiciones distintas sobre política penitenciaria pero otra cosa son los presupuestos". "Tampoco he visto por parte del PNV una voluntad de ligar las dos cosas", ha finalizado.