PP vasco propone aumentar las ayudas por hijo a 1.200 euros al año

El presidente del PP vasco. Alfonso Alonso
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2018 14:15:34 CET

Alonso alerta de que Euskadi "está a la cabeza del suicidio demográfico" y reclama un "gran pacto que implique a toda la sociedad"

SAN SEBASTIÁN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular del País Vasco ha propuesto un incremento de las ayudas por natalidad hasta alcanzar una prestación de carácter universal de 1.200 euros al año por cada hijo hasta la edad de 18 años con independencia de la renta. "Proponemos un planteamiento ambicioso de incremento de las ayudas por nacimiento y conciliación de cara a la convergencia con Europa", ha subrayado.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha clausurado el acto en materia de Familia que la formación popular ha celebrado este jueves en San Sebastián, que ha contado con una mesa redonda en la que, además de dirigentes populares, han intervenido representantes de Hirukide (Federación de Asociaciones de Familias numerosas de Euskadi), AMPEA (Federación de Mujeres Empresarias, Profesionales y Directivas de Euskadi, de la Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Euskadi) y Ascudean (Asociación de Familias cuidadoras y personas dependientes).

Entre las ayudas por conciliación, excedencias y reducción de la jornada laboral, el PP plantea, en el caso de rentas menores de 20.000 euros, un incremento de 300 euros hasta lograr los 3.800 euros, mientras que en el caso de rentas superiores a 20.000 euros propone un incremento de 558 euros hasta lograr los 3.500 euros.

Para prestaciones en las reducciones de jornada, cuando las rentas son inferiores a 20.000 euros se plantean incrementos de 300 euros, mientras en el caso de salarios superiores a los 20.000 euros contemplan aumentar entre 381 euros y 446 euros en función del porcentaje de reducción de la jornada laboral.

"SUICIDIO DEMOGRÁFICO"

En su intervención, Alonso ha justificado estas propuestas alertando de que "Euskadi está a la cabeza del suicidio demográfico" y que "el problema más importante" que tiene el País Vasco es la demografía y el remplazo generacional.

Tras advertir de que la tasa vasca de natalidad "está entre las más bajas del mundo" y que "la población está estancada porque no crece", ha insistido en que "lo más importante es reconocer que tenemos un problema y que ese problema debe ser una prioridad de las políticas públicas del Gobierno vasco". "No sé si está en riesgo nuestra integridad como vascos, lo que está en riesgo es que haya vascos en el futuro", ha ironizado.

Por ello, el PP vasco ha planteado un Pacto por la Conciliación y la Igualdad con las diferentes fuerzas políticas, instituciones y organizaciones del tercer sector, "un gran pacto que implique al conjunto de la sociedad", y que "englobe el reto demográfico y sitúe a las políticas de familia e infancia en el centro de las políticas públicas vascas". "Es un pacto de más alcance y contenido del firmado el pasado enero", ha añadido.

Uno de los primeros objetivos a alcanzar dentro de este "gran acuerdo" sería una adaptación de los horarios de trabajo a los horarios escolares y vacacionales, para lo cual se constituiría un grupo de trabajo específico.

Entre otras medidas, la formación popular apuesta además por crear el sello 'Euskadi Concilia' para autónomos, pymes y grandes empresas que implementen en sus negocios medidas que favorezcan la conciliación laboral-familiar de sus trabajadores. Otorgado por el Gobierno vasco y revisable cada año, concederá a las empresas la posibilidad de tener acceso a diferentes beneficios en las diversas líneas de actuación que se puedan impulsar desde las administraciones públicas vascas.