PSE dice que el déficit del Gobierno vasco se debe a la negativa de PNV y PP a acordar una revisión fiscal

Los Parlamentarios Del PSE Jose Antonio Pastor Y Oscar Rodriguez
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 14:18:47 CET

Presenta una iniciativa en la Cámara para pedir a las Diputaciones "propuestas concretas" para "mejorar" el sistema tributario

VITORIA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo parlamentario del PSE, Jose Antonio Pastor, ha afirmado este miércoles que el déficit del Gobierno vasco se ha producido, "entre otras razones", porque "ni el PNV ni el PP, desde las diputaciones que gobiernan, han querido adoptar medida alguna para aumentar los ingresos, probablemente buscando una situación más favorable para la implantación de sus políticas conservadoras". "Ni el PNV ni el PP han querido entrar en un acuerdo institucional para revisar la política fiscal y combatir el fraude", ha insistido.

En rueda de prensa celebrada en el Parlamento vasco, Pastor ha presentado una proposición no de ley sobre los criterios que los socialistas creen que se deben tener en cuenta para lograr un sistema tributario "progresivo y equitativo" que garantice la suficiencia de recursos para el mantenimiento del Estado de Bienestar y la promoción del empleo y la actividad económica.

El portavoz socialista ha explicado que su grupo ha decidido "apretar el acelerador" en lo referente al debate de fiscalidad en Euskadi que "las dos derechas de Euskadi" PNV y PP, "quieren eludir y dar por cerrado", mientras que el PSE propone "ampliarlo" a todo el arco institucional vasco. "Es un debate de país que no se limita a decidir si subimos o bajamos los impuestos, sino que supone decidir qué país queremos y cómo lo vamos a sostener", ha indicado.

Para Pastor, el debate está en "si estamos dispuestos a mantener en Euskadi en Estado de Bienestar vasco con recursos suficientes o si, por el contrario, asumimos la doctrina de Rajoy o del diputado general de Bizkaia, Jose Luis Bilbao (PNV), según la cual los ciudadanos tendrán en Estado de Bienestar que se puedan pagar". "Esta opción significa en la práctica ir desmantelando el actual estado de Bienestar con el pretexto de la crisis y la necesidad de mantener el déficit", ha defendido.

Asimismo, ha hecho referencia al anuncio del presidente del Gobierno central sobre la adopción de nuevo ajustes presupuestarios para afirmar que "supondrá una nueva agresión a las políticas y derechos sociales de los ciudadanos porque afectará fundamentalmente a los servicios públicos".

Respecto al aumento del déficit en Euskadi, Pastor ha afirmado que se ha producido "entre otras razones, porque ni el PNV ni el PP han querido entrar en un acuerdo institucional para revisar la política fiscal y combatir el fraude como el lehendakari ha propuesto de forma reiterada". "Los 2.500 millones de euros que se nos van todos los años por el fraude fiscal suponen el presupuesto del Departamento de Educación", ha indicado.

En este sentido, ha insistido en que este déficit se ha producido porque "ni el PNV ni el PP, desde las diputaciones que gobiernan, han querido adoptar medida alguna para aumentar los ingresos, probablemente buscando una situación más favorable para la implantación de sus políticas conservadoras".

Pastor ha reconocido que la posición del PP en materia fiscal supone "un distanciamiento y diferencias de criterios" entre el partido que ocupa el Gobierno vasco y su socio preferente, pero ha señalado que no les "preocupa" porque PSE y PP "nunca han tenido el mismo modelo económico y fiscal".

Por otro lado, ha explicado que el Ejecutivo vasco tiene más déficit, "no sólo porque la recaudación de las haciendas forales haya bajado de forma brutal, sino porque tiene que sumar a su déficit el provocado por las sociedades forales", ya que la contabilidad europea establece que quien debe asumir el déficit de estas sociedades, que comparten inversión y gestión con ayuntamientos y diputaciones, es el Gobierno vasco como institución de rango superior.

"Hay casi 500 millones de euros que el Gobierno vasco debe anotarse como déficit, cuando son las diputaciones forales las que lo han generado", ha indicado.

DEBATE FISCAL

En este contexto, el grupo parlamentario socialista ha registrado este miércoles una proposición no de ley, que también se presentará en las tres Juntas Generales, al considerar que el debate fiscal "es más necesario que nunca".

En el texto se plantea que el Parlamento inste a las Diputaciones forales a que, "sin más dilación", activen un plan integral de lucha contra el fraude fiscal "que impida que nadie escape de sus obligaciones ciudadanas.

Además, pide a las instituciones que "desde la autonomía fiscal que le corresponde a cada territorio históricos y bajo el principio de armonización, a la mayor brevedad planteen propuestas concretas orientadas a mejorar el sistema tributario para que sea más justo, equitativo y progresivo, y garantice la suficiencia de recursos para sostener y mejorar los servicios públicos de Sanidad, Educación y protección social, y permita apoyar desde las instituciones los proyectos económicos competitivos que permitan la creación de empleo".

Finalmente, la iniciativa propone a las diputaciones que en la reforma estudien las diferentes posibilidades que ofrecen las distintas normativas fiscales para "aplicar el principio de progresividad en todas las figuras fiscales".

"Es necesario optar entre una reducción salvaje y sin fin del gasto público como única medida para enfrentarse a la crisis, o por moderar los ajustes de gasto, compensándolos por la vía de aumentar los ingresos con una fiscalidad más justa, progresiva y coordinada", ha insistido.

El portavoz socialista ha advertido de que la alternativa a la reforma fiscal "en profundidad" propuesta por el PSE, "no es otra que la política de recortes de Rajoy, que nos aboca a más recesión" y ha criticado las propuestas defendidas por el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, en su 'blog' para afirmar que "se trata de un modelo similar al del presidente de la Generalitat, Artur Mas, el de los recortes".

Por último, ante la posibilidad de que PNV y PP se unan para rechazar la iniciativa como han hecho en anteriores ocasiones para "negar el debate", Pastor ha advertido de que "hay debates que se ganan en la votación parlamentaria y otros que se ganan en la opinión pública".

"No traemos este debate al Parlamento para convencer a PNV o a PP, sino para concienciar a la ciudadanía vasca de la absoluta necesidad de que se cambie el modelo fiscal vasco", ha concluido.