Rajoy avisa Amaiur de que "nadie está en deuda con ETA" y que la "única solución" es que ETA se disuelva

Actualizado 27/02/2013 13:48:28 CET

Errekondo pide al jefe del Ejecutivo que salga de la "trinchera" y "no pierda esta nueva oportunidad"

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recalcado este miércoles a Amaiur que "nadie está en deuda con ETA" y ha subrayado que la "única solución" es que la banda terrorista se disuelva. "Si llaman paz a que se olviden sus crímenes, se les dé la razón, se les rebaje su deuda y se olvide el dolor de las víctimas, no será posible. O se está al lado de la violencia o se está al lado de la Justicia y el Estado de Derecho", ha enfatizado.

Así ha respondido al diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo, que le ha preguntado en la sesión de control del Congreso si después de un año de "inacción", el Gobierno está dispuesto a sumarse al "esfuerzo" por la paz.

Errekondo ha esgrimido una encuesta del CIS para asegurar que más del 80 por ciento de los vascos apoya el acercamiento de presos y la derogación de la doctrina Parot, al tiempo que se muestra partidario de que el Ejecutivo inicie conversaciones con ETA.

Tras señalar que las políticas del Gobierno del PP son "hoy por hoy el mayor obstáculo para la construcción de la paz", ha insistido en que es tiempo de "hablar" para buscar "entendimientos". "Dialogue pero sobre todo escuche atentamente porque de lo que se trata es de entender al otro. No pierda usted esta nueva oportunidad", le ha reclamado.

NO TODOS DEBEMOS PEDIR PERDÓN

En su turno, Rajoy ha querido dejar claro al parlamentario de Amaiur que si llama paz a que desaparezca ETA, se condenen sus crímenes, se abandonen las armas, se paguen sus deudas con la Justicia y se pida perdón a las víctimas, él estará de acuerdo. "En ese esfuerzo he estado siempre", ha aseverado, recibiendo un fuerte aplauso de la bancada del Grupo Popular.

Dicho esto, ha afirmado rotundo que no puede aceptar "ningún planteamiento que se salte las leyes", que parta del "falso supuesto" de que ETA ha tenido "algún tipo de justificación" o que abogue por "pagar un precio adicional para que ETA de disuelva".

"Y no puedo aceptar ningún planteamiento que proclame implícitamente, como usted ha hecho, de que todos hemos cometido errores, todos debemos pedir perdón y, en consecuencia buscar un acuerdo", ha remarcado.

Por todo ello, Mariano Rajoy ha indicado que "nadie está en deuda" con la banda terrorista y ha añadido que el presidente del Gobierno está "obligado", al igual que todos los parlamentarios, a "cumplir la ley". "Y en este caso con mucho gusto", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies