Los representantes del PNV en el Consejo de Administración de EITB votan en contra del Estatuto de Redacción

Actualizado 30/10/2012 21:48:17 CET

BILBAO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los consejero del PNV en el Consejo de Administración de EITB han votado este martes en contra el Estatuto de Redacción, argumentando, entre otros motivos, la celebración de la votación en un momento "inadecuado". "Con un Gobierno en funciones, los órganos que dependen de él también lo están y, sin embargo, se somete a votación un texto estratégico que afectará y tendrá que ser puesto en práctica por quienes nos sucedan a quienes hoy conformamos tanto la Dirección General como el Consejo de Administración", han advertido.

Aunque han señalado que "no se trata de considerar ilegítima la votación", han precisado que "se trata de un mero ejercicio de responsabilidad y sentido común".

En un texto que han leído ante el Consejo del ente público, los representantes del PNV se han reafirmado en la necesidad de la existencia de tanto un Estatuto de Redacción como un Consejo de Redacción en EiTB.

No obstante, han denunciado que el texto que se ha presentado es resultado de un procedimiento "inadecuado -en el que se ha marginado hasta el último momento la participación del Consejo de Administración- y de la precipitación". "Fruto de ello y no otra cosa es la consideración que le merece al letrado del Consejo de Administración, que en su informe de legalidad dice textualmente: Desde el punto de vista formal es un texto muy poco depurado y la utilización de los términos dotados de contenido jurídico no es muy exacta", han explicado.

Sin entrar a valorar el texto objeto de la votación, que creen "manifiesta y ampliamente mejorable", han recordado que éste se presentó desde el mismo momento en que fue creada una comisión de trabajo en el seno del Consejo de Administración, como fruto de un preacuerdo entre la Dirección General y una "determinada representación de la redacción".

"Las numerosas aportaciones de los diversos componentes de dicha comisión de trabajo han chocado en su inmensa mayor parte con la existencia de dicho preacuerdo y, por tanto, no han sido tenidas en cuenta. El papel del Consejo de Administración, por ello, ha sido claramente relegado, cuando es el órgano legalmente competente para su aprobación o rechazo definitivos", han denunciado.

Asimismo, han manifestado su convencimiento de que, de haber contado con más tiempo, "no sólo habría sido posible que la votación, obviamente, fuera realizada por quienes creemos debieran hacerlo, sino que se habría alcanzado un nivel mayor de consenso". "En definitiva, nos parece injustificada una votación con tan severas carencias tanto en el tiempo como en la forma", han concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies