Romero cree que la IA está dando pasos "importantes", aunque necesitan "el acompañamiento" de un pronunciamiento de ETA

Rafaela Romero.
JUNTAS DE GIPUZKOA
Actualizado 29/11/2010 12:20:09 CET

Dice que "el tiempo de la esperanza se abre", pese a que hay "lagunas" que obligan a "la cautela"

BILBAO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Rafaela Romero, ha considerado que la izquierda abertzale está dando pasos "importantes" y ha añadido que no descarta que haya "pronunciamientos más contundentes" en próximos actos. Aunque ha opinado que "el tiempo de esperanza se abre y hay que recibirlo con los brazos abiertos", ha matizado que la izquierda abertzale necesita "el acompañamiento de ETA", que "no ha respondido" a la petición de "una tregua definitiva, verificable e irrevocable".

En una entrevista concedida ETB, recogida por Europa Press, Romero se ha pronunciado, de esta manera, después de que el pasado sábado la izquierda abertzale anunciara en Pamplona que presentará un nuevo proyecto político "conforme a los requisitos de la Ley de Partidos" y señalara que "el compromiso de este nuevo proyecto con las vías exclusivamente políticas y democráticas debe ser firme e inequívoco, no sujeto a variables tácticas o factores coyunturales; y, por tanto, deberá rechazar el uso de la violencia o la amenaza de su utilización para el logro de objetivos políticos".

La representante socialista ha estimado que la izquierda abertzale ha dado pasos "importantes", poniendo "términos como 'rechazo' a la violencia, que incluso están admitidos en una sentencia del Tribunal Supremo sobre ilegalización de Batasuna", de modo que "dijo no a la violencia de manera mucho más clara y dijo sí a las vías políticas, a la política democrática de manera también clara".

No obstante, ha precisado que también hay "lagunas" y "datos" que obligan a "la cautela y a la prudencia". Romero, que ha considerado que en la izquierda abertzale "se han dejado varios pronunciamientos en la cartera para actos posteriores más multitudinarios", sobre todo necesitan "el acompañamiento de ETA".

En este sentido, ha afirmado que "lo peor es que nadie sabe, ni la Policía ni la propia Batasuna ni nosotros, lo que piensa ETA, porque no lo dice y porque no ha respondido a las peticiones de una tregua definitiva, verificable e irrevocable por parte de los firmantes de la Declaración de Gernika" ni tampoco a la exigencia de "desparación" que se realiza desde otros partidos.

En cualquier caso, ha opinado que "el tiempo de esperanza se abre y es evidente que hay que recibirlo con los brazos abiertos", si bien ha reconocido que "hay gente que lo ve oscuro, y gente, como yo, que lo ha visto oscuro y es cautelosa, porque ha vivido otros procesos" y lo ocurrido en ellos te "puede llevar a la desconfianza".

Sin embargo, ha insistido en que "la desconfianza no puede marcar siempre el futuro de Euskadi", sino que "lo tiene que marcar la esperanza, más en un momento en que se han dado pasos por parte de la izquierda abertzale que no se habían dado nunca", y que, según ha reiterado, deben acompañarse "con la declaración de ETA que le han pedido la propia Batasuna, los firmantes de la declaración de Gernika y los mediadores internacionales que están ayudando a esa parte a intervenir en política".

En esta línea, ha apuntado que "hace falta algo más de lo que han hecho" y, "si ETA sigue sin decir nada", será necesario que Batasuna "haga una desvinculación clara de todo tipo de violencia también de ETA", y "desligue su vida política de la acción terrorista de ETA".

Por su parte, ha dicho no descartar "pronunciamientos más contundentes o definitivos, ante actos más multitudinarios", aunque ha eludido "poner fecha" para ello.

Se está dando "un proceso imparable" porque la sociedad vasca "ha venido acompañando a que esto suceda", según ha subrayado la presidenta de las Juntas guipuzcoanas, que ha explicado que ha acordado con varios amigos lucir un lazo verde como compromiso con "la esperanza de paz".

INFORME SOBRE VÍCTIMAS

Por otro lado, se ha pronunciado en relación al informe sobre víctimas de motivación política que se presentará en próximos días en el Parlamento vasco, y ha asegurado que son "conyunturas diferentes" porque "la obligación de reparación, reconocimiento, de las víctimas de la violencia no tiene que efectuarse en base a un contexto o coyuntura política".

Según ha indicado, "ha habido unas víctimas determinadas que van a ser presentadas en ese informe que no habían sido reconocidas por las instituciones que necesitaban ser reparadas, que se supiese su verdad, y quiénes les provocó el daño, "y es lo que se está intentando hacer con el máximo consenso político", lo que nunca podrá "depender" o ser "subordinadas" a "ningún proceso".

Preguntada por la presencia de las viudas de los mandos de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea y Montxo Doral en el homenaje a Santiago Brouard del pasado día 20, ha manifestado el respeto a su "comportamiento", que "seguro son sosegados y bien pensados", y ha señalado que, "a lo mejor, algún día les agradeceremos el paso que han dado como un paso generoso hacia la reconciliación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies