Salud atenderá a 12.000 pacientes con el nuevo Plan de Cuidados Paliativos

Actualizado 18/04/2016 16:44:20 CET

El fin de este plan es ofrecer atención integral en cuidados paliativos "en todos los niveles asistenciales"

BILBAO, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Plan Vasco de Cuidados Paliativos 2016-2020, que recoge el compromiso del Gobierno vasco con "la equidad y la dignidad de las personas" y pretende ofrecer al paciente y a su familia una atención de calidad en casa, en la residencia o en el hospital, prevé atender en los próximos cuatro años a unos 12.000 pacientes.

El consejero de Salud, Jon Darpón, junto al director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria del Departamento, Iñaki Berraondo, y el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Antonio Arraiza, han presentado este lunes en Bilbao este plan de cuidados paliativos que "apuesta por la atención integrada y efectiva centrada en paciente y cuidadores".

Darpón ha explicado que el nivel asistencial que pretenden desarrollar persigue "ofrecer la atención integral en cuidados paliativos en todos los niveles asistenciales, es decir hospitales, centro de salud, y hogares, bien en domicilios particulares o residencias de carácter social, tanto para la población adulta, como pediátrica".

En ese sentido, los responsables de Salud han indicado que el año pasado se produjeron más de 35.000 estancias en las unidades de cuidados paliativos de centros públicos y concertados de Euskadi. En la actualidad, ascienden a cerca de 4.000 pacientes los que están tratándose en cuidados paliativos, de ellos 2.300 en las unidades de hospitalización, y más de 1.500 en domicilios. A ellos se añaden los pacientes que se tratan en la atención primaria y dentro de las unidades de hospitalización tradicional, y los que se llevan por Consejo Sanitario

Los objetivos en los próximos cuatros años son atender alrededor del 60% de los pacientes de carácter oncológico, de los que sufren insuficiencia cardiaca, renal y hepática, enfermos de EPOC (insuficiencia respiratoria), parkinson o ELA (área de neurodegenerativos).

COMPROMISO CON LA "EQUIDAD"

Tras destacar que este nuevo Plan de Cuidados Paliativos "se ha realizado desde la ética y supone un compromiso con la equidad, y la dignidad las personas", el consejero de Salud ha señalado que la atención integrada y efectiva centrada en el paciente y en sus cuidadores, es decir, en las personas, es "lo esencial" de este Plan, que "apuesta por desarrollar un modelo asistencial que ofrezca una atención de calidad en los Cuidados Paliativos en cualquiera de los niveles asistenciales de Osakidetza y en cualquiera de los tres territorios Históricos".

A su juicio, se trata, "no sólo de un avance en la construcción del espacio sociosanitario vasco, sino también un cambio de primera magnitud". Así, ha precisado que "contempla disponer de recursos específicos de consultores, y proporciona un servicio homogéneo en toda Euskadi ajustado a las necesidades de cada paciente en todos los niveles asistenciales".

En ese sentido, Darpón ha reconocido que, hasta la fecha, la utilización de las unidades específicas de cuidados paliativos era "poco homogénea en función de la residencia del paciente".

Así, en la Margen Izquierda no existe ningún dispositivo asistencial específico de cuidados paliativos y los pacientes deben desplazarse hasta el Hospital de Gorliz, "lo que entendemos que es una situación mejorable", ha reconocido Iñaki Berraondo, quien ha señalado que la idea es "acercar a esa población una unidad de cuidados específicos" que podría se ofrecer en el Hospital de Cruces o en el de San Juan de Dios.

"Vamos a intentar garantizar los accesos a cuidados paliativos a cualquier persona, en cualquier punto de asistencia, con continuidad, homogeneidad y equidad en el acceso", ha insistido Darpón.

Además, este nuevo plan prevé recursos específicos, "bien mediante unidades de cuidados paliativos, bien a través de equipos específicos de consultores, algunos de los cuales supondrán recursos adicionales al sistema, como, por ejemplo, la disponibilidad de camas para personas con necesidades paliativas en el nuevo Hospital de Eibar".

En ese sentido, ha destacado que el plan implica, por tanto, un despliegue de recursos asistenciales que deberán implementarse de forma progresiva en el periodo previsto para el desarrollo del mismo.

OBJETIVOS

El Plan de Cuidados Paliativos de Euskadi establece un horizonte temporal de cuatro años, 2016-2020, en el que desarrollar y profundizar en la atención en cuidados paliativos, en torno a seis objetivos generales.

El primer objetivo es consolidar un modelo homogéneo en todas las OSIs (Organizaciones Sanitarias Integradas) y en cualquier nivel asistencial, en condiciones de equidad en el acceso y en la calidad de los servicios a los que las personas con necesidades paliativas tienen derecho.

También se marca como objetivo mejorar la calidad de la atención en las situaciones de enfermedad avanzada o incurable, respetando la autonomía y las necesidades del paciente y su familia, a través de un Plan Individualizado de Atención registrado en la Historia Clínica, así como aumentar la disponibilidad de recursos para la atención en cuidados paliativos y perfeccionar la formación y capacitación de los y las profesionales en Cuidados Paliativos.

Otros objetivos son promover la mejora continua de las organizaciones en la atención al o la paciente que requiere atención paliativa, y circunscrito al ámbito específico de la Pediatría, desplegar, de forma colaborativa, el modelo de Cuidados Paliativos Pediátricos, aunque "afortunadamente los niños que requieren cuidados paliativos en el domicilio son poquitos", ha indicado Iñaki Berraondo.

Para el logro de esos objetivos, el Plan de Cuidados Paliativos de Euskadi 2016-2020 se asienta en tres eslabones asistenciales que conforman una cadena asistencial única, con el fin último de "garantizar en todo momento la oferta de servicios, y que esa atención sea de calidad, en el domicilio o centro residencial de la persona que se encuentra en la fase final de su vida, o, en su caso, en el medio hospitalario, cuando necesite ser ingresada en una unidad convencional o en una unidad específica de Cuidados Paliativos".

El primer eslabón, ha indicado Darpón, es el domicilio o centro residencial. Así, todas las OSIs articularán la coordinación de la atención en torno a dos servicios básicos: medicina de familia y enfermería de Atención Primaria, de manera homogénea y sistemática en todas las unidades; y la Hospitalización a Domicilio, para los casos de mayor complejidad y siempre actuando conjuntamente con atención primaria.

Ambos servicios deberán articular la coordinación con los servicios sociales, por un lado, y con los servicios de apoyo (emergencias, consejo sanitario, servicios de atención domiciliaria urgente, servicios de urgencia, y equipo de atención psicosocial) con la finalidad de "asegurar a las personas con necesidades paliativas una asistencia siete días de la semana, 24 horas al día", ha subrayado Darpón.

El segundo eslabón asistencial es el medio hospitalario. Así, los grandes hospitales generales dispondrán de Equipos específicos de Cuidados Paliativos, cuya misión será apoyar a los servicios y/o unidades (incluidas las urgencias del hospital) en los que ingresen pacientes con necesidades de cuidados paliativos que requieran una hospitalización convencional.

Por su parte, los hospitales comarcales de menos tamaño serán los servicios de Hospitalización a Domicilio desarrollarán las funciones de asesoría e interconsulta que realizan los Equipos específicos de Cuidados Paliativos.

Por último, el tercer eslabón asistencial son las unidades de cuidados paliativos, bien en el contexto de las OSIs o en el de otras organizaciones de servicios de Osakidetza como los hospitales de crónicos o centros concertados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies