San Sebastián solicita al Gobierno vasco la catalogación de las Regatas como Bien Cultural Inmaterial

Actualizado 04/03/2011 20:07:36 CET

SAN SEBASTIAN, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de San Sebastián ha elaborado una declaración institucional, que será próximamente aprobada en Pleno, por la que se solicita la catalogación de las Regatas de la capital guipuzcoana como Bien Cultural Inmaterial, por parte de la Consejería de Cultura del Gobierno vasco.

En el escrito se destaca que las Regatas de San Sebastián "superan ya con creces" el centenar de ediciones, desde que comenzaran a celebrarse en aguas de la bahía donostiarra de La Concha y recuerda que las competiciones disputadas por embarcaciones pesqueras pertenecían al ámbito de lo popular hasta bien entrado el siglo XIX.

Es en 1879 cuando el Ayuntamiento comienza a incluir las regatas dentro del programa festivo de la Virgen del Coro. De este modo, desde hace 130 años, durante los dos primeros domingos de septiembre, a las 12 del mediodía, ocho traineras recorren dos largos de 1,5 millas náuticas, con una única ciaboga.

Esta competición reúne a "miles de espectadores procedentes de las diferentes localidades a las que pertenecen las embarcaciones, componiendo un alegre mosaico de colores y sana rivalidad".

Para el Consistorio donostiarra, "no se puede entender el remo tradicional, el banco fijo, sin las Regatas de San Sebastián, que suponen la cita más esperada y la prueba deportiva más simbólica de cuantas se disputan durante la temporada de verano".

Asimismo, destaca que las Regatas han sido "pioneras" a la hora de incorporar a las mujeres "en pie de igualdad, con su propia prueba clasificatoria y su tanda de honor el segundo domingo de septiembre". "Ninguna tradición puede sobrevivir si perpetúa actitudes discriminatorias o vulneran el principio de igualdad que asiste a las personas de cualquier condición", añade.

"El Ayuntamiento de San Sebastián ha cuidado y conservado esta simbólica tradición donostiarra encargándose de la organización de la Regata y quiere ahora dar un nuevo paso, el de alcanzar la primera nominación en Euskadi de un Bien Cultural Inmaterial", concluye la declaración.