Sanidad autoriza desde este lunes el uso para consumo público del agua del embalse de Oiola

Actualizado 30/05/2011 14:25:07 CET

BILBAO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Departamento vasco de Sanidad y Consumo ha autorizado a partir de este lunes, 30 de mayo, y de "forma condicionada" el uso para consumo público del agua del embalse de Oiola, cerrado desde que en julio de 2008 se detectaran niveles de "ligeramente por encima de los valores legislados de isómeros de HCH, mayoritariamente el tipo alfa (lindano), en una muestra recogida a la salida del depósito incorporado en la ETAP de Basatxu en Barakaldo".

Estos niveles se detectaron dentro de las labores de vigilancia especial que el Departamento de Sanidad realiza en los abastecimientos de la Comunidad Autónoma Vasca. De la investigación realizada, se concluyó que el aporte de lindano procedía del embalse de Oiola, por lo que fue cerrado de forma inmediata hasta que se pudiera garantizar la calidad del agua "con la máxima seguridad para la población".

Del análisis de riesgos que se realizó en aquel momento se concluyó que la exposición estimada a los isómeros de HCH durante el periodo en el que pudo durar la contaminación del abastecimiento, un máximo de tres meses, fue baja, "sin riesgo significativo para la salud y por debajo de los niveles considerados como seguros", ha explicado Sanidad.

Desde el momento de la detección, la Agencia Vasca del Agua (URA) e IHOBE han realizado un estudio "exhaustivo" de la cuenca para conocer el foco de la contaminación y las circunstancias que han podido favorecer la presencia del contaminante en el embalse.

Con las conclusiones de ese estudio, el Ayuntamiento de Barakaldo, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y el Departamento de Sanidad y Consumo han analizado conjuntamente las medidas preventivas más apropiadas para evitar el ingreso del contaminante en el agua de consumo.

De esta manera, se ha establecido un protocolo de actuación con controles dirigidos a detectar isómeros de HCH en captación y en red. En caso de que se superase la concentración de 25 ng/L (límite de detección de la técnica indicado en la legislación) se procedería nuevamente al cierre cautelar del embalse para consumo público.

La Consejería ha destacado que "se ha puesto un margen de seguridad muy amplio entre lo que dicta el Real Decreto 140/2003, que establece un valor máximo admisible de plaguicidas individuales en la red de distribución de 100 ng/L, y la concentración de 25 ng/L establecido en el protocolo, con el objetivo de minimizar al máximo el posible riesgo de exposición".

Tras dos años y medio de interrupción en la utilización del embalse Oiola para abastecimiento, el Departamento de Sanidad y Consumo ha autorizado a partir de este lunes, 30 de mayo, de forma condicionada al Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia el uso del embalse para consumo público.

Por ello, ha informado a la población de que el agua de consumo del municipio de Barakaldo y, en general, el agua procedente de la ETAP de Basatxu cumple con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y con los estándares de calidad establecidos en la normativa europea y estatal.

Asimismo, ha recordado que el agua de consumo está sometida a "una vigilancia continua", llevada a cabo por el gestor del abastecimiento y por el Departamento de Sanidad, con el fin de asegurar, a lo largo del tiempo, la calidad del agua distribuida.