Sara Majarenas, la presa de ETA cuya hija fue acuchillada por su padre, queda en libertad

Sara Majarenas
PLATAFORMA IZARREKIN
Actualizado 09/04/2018 15:47:40 CET

Ha permanecido 13 años de prisión por integración en organización terrorista

VITORIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presa de ETA Sara Majarenas, cuya hija fue acuchillada por su padre en enero del año pasado, ha quedado en libertad este lunes tras cumplir íntegramente su condena de 13 años de prisión por integración en ETA.

La excarcelación de Majarenas, cuya situación alcanzó proyección social y mediática debido a la agresión que sufrió su hija Izar, de tres años de edad, por parte de su propio padre, ha sido dada a conocer por la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat.

De este modo, Majarenas ha quedado en libertad después de cumplir íntegramente su condena a 13 años de prisión por integración en organización terrorista.

La exreclusa ha cumplido la última parte de su condena en un modulo penitenciario externo de Madrid, después de que la Audiencia Nacional aceptara en marzo del año pasado su acceso a segundo grado debido a las "circunstancias excepcionales" de su caso.

La Justicia rechazó las peticiones de libertad condicional y acceso a segundo grado solicitadas por Majarenas --y respaldas por instituciones como el Parlamento Vasco-- para poder residir junto a su hija en el domicilio familiar de San Sebastián.