SATSE Euskadi rechaza los recortes anunciados por el Gobierno vasco y exige la convocatoria de la Mesa Sectorial

Actualizado 24/11/2011 17:22:43 CET

Piden al Ejecutivo vasco "diálogo y negociación" para no iniciar un tiempo "de conflicto nunca conocido en el empleo público vasco"

BILBAO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de Enfermería SATSE-Euskadi ha rechazado este jueves las medidas de recorte anunciadas este pasado miércoles por la Mesa de la Función Pública del Gobierno vasco y ha exigido la convocatoria "inmediata" de la Mesa Sectorial de Sanidad. Además, han pedido al Ejecutivo vasco "diálogo y negociación" para "no abrir un tiempo de conflicto como probablemente hasta ahora no se haya conocido en el empleo público vasco".

En un comunicado, la central ha denunciado que "sólo se proponen recortes en los salarios y en los derechos de los empleados públicos", lo que supone un "claro castigo para dichos empleados y por derivación al personal de Osakidetza, es decir, enfermeras, médicos, y resto de personal de la sanidad pública".

Sin embargo, desde SATSE han confiado en la "cordura de quienes nos gobiernan" para que, "en esta ocasión, no sean nuevamente los empleados públicos quienes paguen la factura". Asimismo, han solicitado que valores como el "diálogo y la negociación sean recuperados". De lo contrario, han añadido, "se abrirá un tiempo de conflicto como probablemente hasta ahora no se haya conocido en el empleo público vasco".

Por otro lado, y teniendo en cuenta que Osakidetza es la Administración Pública "con mayor número de empleados públicos de Euskadi", SATSE ha exigido a los dirigentes de la Sanidad Vasca que "den la cara" y convoquen la mesa sectorial de sanidad "de inmediato".

El objetivo de esta reunión radicaría en "saber de primera mano de qué se está hablando y cuáles van a ser las consecuencias para más de 25.000 trabajadores y trabajadoras, y sobre todo cómo piensan hacer funcionar la sanidad vasca con cada vez menos personal y con un personal con cada vez menos derechos".

En este sentido, SATSE ha recordado que las enfermeras "han padecido recortes salariales en los años 2010 y 2011, y para el año 2012 ya se había anunciado una congelación salarial". "El Gobierno vasco pretende ahora imponer un nuevo recorte, que no sólo afectará al sueldo, sino a los derechos de jubilación, al complemento de desarrollo profesional y a la dimensión de la plantilla, entre otros", han lamentado.

Por otro lado, han advertido de la "amenaza" de que el Gobierno Central "legisle un paquete de recortes para la totalidad de los empleados públicos del Estado de obligado cumplimiento en todas las Comunidades Autónomas, que sería un recorte añadido a los aplicados por el Gobierno vasco".

"Aunque se quiere hacer creer a la ciudadanía que todas estas medidas no van a afectar a la calidad del servicio prestado, desde SATSE Euskadi aseguramos que estas medidas van a tener consecuencia directa en la calidad de los servicios sanitarios prestados, aunque solo sea por el efecto de la reducción de plantilla anunciada", han concluido.