Sémper (PP) sobre los presos de ETA: "No voy a aceptar que sean recibidos en mi casa, en mi tierra, como héroes"

Borja Sémper en Andoain
PP
Publicado 20/02/2018 14:05:42CET

Pregunta qué pasa para que todos los partidos políticos vascos no se unan "en la denuncia del homenaje y aplauso a dos terroristas"

BILBAO, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Gipuzkoa y portavoz parlamentario, Borja Sémper, ha asegurado que no va a aceptar que los presos de ETA sean recibidos como héroes en su "casa", en su "tierra", y ha preguntado qué pasa para todos los partidos políticos vascos no se unan "en la denuncia del homenaje y aplauso a dos terroristas".

El dirigente de los populares vascos ha realizado estas declaraciones después de que dirigentes del PP vasco, encabezados por él y Amaia Fernández, se desplazaran el pasado domingo a Andoain (Gipuzkoa) para mostrar su repulsa al acto de bienvenida que se había convocado en el municipio a los presos Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño, excarcelados tras cumplir prisión por colaborar en el asesinato del exjefe de la Policía Municipal Joseba Pagazaurtundua.

En una entrevista concedida al programa 'Espejo Público' de Antena3, recogida por Europa Press, Sémper ha manifestado que suena a "broma macabra y a humor negro, pero malo", que desde el entorno de Sortu se acuse a los seis integrantes del PP de participar en un 'escrache'.

A su juicio, estas críticas provienen de "los que aplauden y creen que merecen ser homenajeados quienes han asesinado o quienes han ayudado y han sido colaboradores necesarios en un asesinato".

"Tal es así que se reúnen, 400 ó 500, es decir, muchísima gente, para aplaudirles, y nadie con dos dedos de frente se puede creer que seis que fuimos allí, bajo la lluvia, a intentar decir que eso no es aceptable, estamos acosándoles. Estamos intentando reivindicar la memoria del que fue asesinado, y la dignidad de los vascos y de la democracia", ha indicado.

En este sentido, cree que "no se puede tolerar ni asistir impasibles a que, en un estado democrático y de derecho como es España, en la Europa del siglo XXI, a dos terroristas que salgan de la cárcel se les homenajee y se les aplauda".

"Yo acepto con serenidad, faltaría más, que alguien que cumpla su pena salga a la calle. Lo que no voy a tolerar ni voy a aceptar, y estoy también en mi perfecto derecho, es a que sean recibidos en mi casa y en mi tierra como héroes", ha apuntado.

Borja Sémper ha destacado que ETA "ha causado mucho daño, ha asesinado, ha causado mucho dolor, pero también ha inoculado odio". "Y esto es ahora con lo que tenemos que acabar, con ese odio que ETA ha inoculado a la población vasca. Nosotros tenemos contabilizados cerca de 70 homenajes que se han venido celebrando desde el verano pasado en muchos pueblos de Euskadi a etarras cuando salen de la cárcel. Esos pueblos están gobernados fundamentalmente por Bildu, por el mundo de la izquierda abertzale", ha apuntado.

En su opinión, ahora "es complicado" que se les pida "una reflexión moral o ética sobre lo que han hecho y cuál ha sido su papel", aunque hay que hacerlo, pero cree que es esencial que "los jóvenes sepan que esto no merece un aplauso, no merece un homenaje".

NIÑOS Y 'QUINCEAÑEROS'

Sémper ha recordado que el otro día en Andoain "había muchos niños y 'quinceañeros' y chavales que han asistido a un homenaje a terroristas y asesinos". "A mí me preocupan esos chavales", ha indicado.

Tras considerar que a los concejales de EH Bildu probablemente no se les pueda cambiar porque, a "quien es un cafre a cierta edad", puede que no sea posible cambiarle, ha afirmado que "hay que garantizar que los que van a protagonizar la Euskadi del futuro, los que van a compartir espacio público con mis hijos, no sea gente que piense que asesinar, matar, amedrentar al discrepante merece el aplauso". "Yo no inoculo odio a mis hijos y ellos sí", ha denunciado.

Para el dirigente popular, se ha acabado "con la ETA de las pistolas", se ha derrotado "entre todos" a la banda y ahora "el reto es acabar con el odio". "Pero no vamos a acabar con él escondiéndonos y mirando para otro lado", ha advertido.

En esta línea, ha explicado que lo mismo que los populares "dieron la cara contra ETA, aquí humildemente", aunque el domingo fueran solo seis, hay que intentar trasladar "que hay otra Euskadi y otra manera de entender la convivencia, que pasa por el respeto al estado de derecho y a la mínima dignidad exigible".

El presidente del PP vasco, que ha considerado que la alcaldesa de Andoain, Ane Karrere (EH Bildu), "es corresponsable", ha indicado que puede entender "que la mujer, los hijos y el cuñado de estos dos terroristas estén muy contentos porque salgan a la calle y que les quieran recibir", pero la sociedad "debe exigir que, quien ha cometido semejantes atrocidades, sea recibido" en todo caso "en el ámbito privado de su casa".

APOLOGÍA

En esta línea, cree que no debe haber "una ostentación ni una apología pública de aquellos que cometieron semejantes atrocidades". "Yo creo que esto, política y socialmente, tenemos que exigirlo y ahí está el PP", ha dicho.

Borja Sémper ha manifestado que, otra cosa es el plano judicial, y ha recordado que se vive en un estado "muy garantista con la libertad de expresión". "Yo estoy profundamente orgulloso de vivir en una España en la que la libertad de expresión está profundamente amparada y protegida por los tribunales, pero hay una línea fina que hay que garantizar que no se traspasa y es la de la libertad de expresión con la apología. Y ahí tendrán que trabajar los tribunales y los magistrados", ha destacado.

En todo caso, ha subrayado que a las formaciones políticas les corresponde "construir un futuro mejor de lo que ha sido el pasado". "Difícilmente garantizaremos un futuro inmunizado frente a la violencia y frente a este 'matonismo' de ETA si pasamos de puntillas, mirando para otro lado y justificando que a dos personas que han cometido semejantes atrocidades y a otros tantos, se les reciba en el espacio público homenajeándoles", ha apuntado.

En esta línea, ha preguntado: "¿Que pasaría si se supiera que en algún punto de España se recibe e un violador, a un maltratador, homenajeándole en la plaza del pueblo?". "Nos parecería una aberración y lo denunciaríamos. ¿Qué sucede que no nos unimos todos los partidos políticos en la denuncia del homenaje y del aplauso a dos terroristas que salen de la cárcel?. ¿Han cumplido con la Ley, han cumplido su pena?, de acuerdo, pero no podemos tolerar este regodeo", ha concluido.