El Servicio foral de Bomberos de Gipuzkoa realiza 2.558 intervenciones en 2017 en 2.242 siniestros

Imanol Lasa y Arkaitz Orbegozo.
DIPUTACIÓN
Publicado 05/04/2018 13:25:29CET

Diputación espera que el plan para modernizar y mejorar el servicio para 2030 cuente con el apoyo de todos los partidos de Juntas

SAN SEBASTIÁN, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio foral de Bomberos de Gipuzkoa ha realizado 2.558 intervenciones durante el año 2017, un 21% más que en 2016, en los 2.242 siniestros registrados, un 17% más que el año anterior, de los cuales 707 correspondieron a incendios con un incremento en éstos del 8% con respecto al ejercicio precedente.

En rueda de prensa en San Sebastián, el diputado foral de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, y el jefe del Servicio foral de Bomberos, Arkaitz Orbegozo, han presentado el balance del servicio correspondiente al año pasado que, "en breve", se presentará en las Juntas de Gipuzkoa.

Orbegozo ha destacado que "algo más de la mitad de la actividad del servicio, el 54%, correspondió a rescates y salvamentos, y una tercera parte, el 31%, a incendios". El resto correspondió a asistencias técnicas (7,5%) y a falsas alarmas (6,5%).

Con respecto a los incendios, ha señalado que el número total de siniestros fue de 707, lo que supuso "un ligero incremento del 8% en comparación a los incendios registrados durante el año anterior". La mayor parte fueron fuegos urbanos de pequeñas dimensiones en viviendas (245 siniestros), si bien también se registraron 163 incendios industriales en fábricas, talleres o almacenes, 42 incendios en edificios rurales o caseríos, 77 incendios forestales o de vegetación, y 107 incendios relacionados con los diferentes medios de transporte.

Respecto a los industriales ha apuntado que se observa una tendencia "a la baja" en los últimos años, ya que "en 2007 fueron más de 400, en 2009 y 2010 unos 330 y en 2012 unos 200". Por otro lado, ha indicado que la mayoría de los incendios del pasado año tuvieron lugar durante el día (57%), concretamente entre las 08.00 y las 20.00 horas, "con picos ascendentes tanto en las horas centrales del día como a última hora de la tarde".

"No obstante, se constata que en muchos casos los incendios de mayor gravedad se suelen producir de noche, ya que el tiempo de detección suele ser mayor y el incendio puede evolucionar libremente produciendo mayores daños", ha indicado. También ha señalado que se da "una mayor frecuencia de incendios durante los días del fin de semana, tanto en sábado como domingos".

Orbegozo también ha señalado que el pasado año los bomberos forales atendieron 1.223 siniestros relacionados con rescates y salvamentos, lo que también supuso un incremento de un 18% en este apartado. Del total de siniestros de este tipo atendidos, 185 actuaciones fueron accidentes de tráfico con víctimas atrapadas, 456 atenciones a personas en riesgo incluyendo accesos a viviendas y rescates de montaña, 170 intervenciones relacionadas con siniestros relacionados con escapes de agua, gas o electricidad, y 145 atenciones a animales, entre los que se incluyen la retiradas de nidos de avispa asiática (vespa velutina), de las que se contabilizaron 119 actuaciones.

En el caso de los rescates y salvamentos también fueron los fines de semana junto con los lunes cuando se produjeron mayor número de incidencias y actuaciones de este tipo, siendo especialmente significativos y relevantes por su número los relacionados con los accidentes de tráfico y las actuaciones en montaña. En cuanto a los meses que más intervenciones de bomberos acumuló fue el mes diciembre, seguido de los meses de agosto y febrero.

En cuanto a las personas evacuadas o rescatadas en las intervenciones se contabilizaron un total de 480 personas, de las cuales 44 fallecieron. "En el 43% de las actuaciones el tiempo transcurrido desde la transmisión del aviso hasta el comienzo de la intervención fue inferior a 10 minutos", ha añadido. En lo que se refiere al Centro de Control y Comunicaciones (Bai Esan), el número de llamadas o avisos de urgencia recibidos y gestionados durante el año 2017 se incrementó hasta alcanzar las 5.693 llamadas totales, de las cuales 3.082 (-6% respecto a 2016) correspondía al departamento de carreteras y 2.611 (un 25% más) al departamento de bomberos.

NUEVA CENTRAL UNIFICADA

Lasa ha indicado que este año se pondrá en marcha la nueva central unificada de coordinación de emergencias para Gipuzkoa, que estará ubicada en el parque municipal de bomberos de San Sebastián, junto al centro comercial donostiarra Garbera.

El diputado foral ha afirmado que la definición y diseño de esta nueva central unificada se ha situado "dentro del marco de un convenio de cooperación interinstitucional entre la Diputación y el Ayuntamiento de San Sebastián que servirá para modernizar y mejorar la atención a la emergencia en Gipuzkoa, dentro del Plan estratégico denominado Gipuzkoa Babestu 20_30". Se han destinado 570.000 euros del presupuesto de 2017 para preparar el proyecto, acometer las obras y preparar la infraestructura y equipamiento de la nueva central.

En lo que respecta al Plan Babestu 20_30, fruto de "tres años de trabajo" a partir de un "exhaustivo análisis" del servicio, el portavoz foral ha indicado que recoge los pasos a dar los próximos 15 años para hacerlo "corregir los aspectos obsoletos, mejorar los tiempos de respuesta, y prestar una atención de calidad y eficaz, adaptada a las nuevas demandas de la sociedad de Gipuzkoa".

Entre otras medidas este documento contempla, además de la unificación operativa de los dos servicios de bomberos foral y del Ayuntamiento donostiarra, la creación de "dos grandes zonas operativas" (este y oeste); la apertura de nuevos parques, uno de ellos en Bergara, que junto al de San Sebastián constituirá "el corazón" del servicio; así como la reubicación de parques actuales, no necesariamente en los mismos municipios, sino también en otros de la correspondiente comarca.

Asimismo, se prevé "el redimensionamiento y aumento de la plantilla; la redistribución de los bomberos en el territorio y un nuevo modelo de gestión del servicio y de las personas". Lasa ha señalado que para acometer esta planificación, que se llevará a las Juntas de Gipuzkoa confiando en que cuente con "el apoyo de todos los grupos" junteros, se ha "escuchado" a la plantilla del servicio que reivindicaba superar "la situación de impasse" en el mismo con medidas que "no estén al albur delpartido de turno" que esté en el Gobierno foral.

PRESUPUESTO

Por otra parte, Lasa ha recordado que el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento contó con un presupuesto de 2.497.433 euros en 2017 y para este año dispondrá de 3.656.433 euros, al contar con varias partidas presupuestarias adicionales que serán destinadas a la renovación y equipamiento del parque de vehículos actual y a la acometida de varios proyectos estratégicos de modernización y mejora.

Entre esas, ha destacado una partida de 800.000 euros destinada a la adquisición de un moderno vehículo autoescalera de 42 metros que estará ubicado previsiblemente en el parque de Arrate y otra de 300.000 euros destinada a la adquisición y equipamiento de un camión cisterna autobomba de gran capacidad.

Estos dos vehículos corresponden a una tipología de vehículos de extinción de la que actualmente carece el servicio en la actualidad, por lo que permitirán "ofrecer un mejor servicio al ciudadano". También se destinarán 240.000 euros es la realización de una red de comunicaciones propia con tecnología digital DMR.