Servicios de Txingudi extiende el contenedor marrón en las localidades guipuzcoanas de Irun y Hondarribia

Actualizado 23/04/2013 20:47:55 CET

Se van a colocar 69 contenedores que se suman a los 50 ya existentes, lo que supondrá que el 44% de las isletas tendrán este contenedor

SAN SEBASTIÁN, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mancomunidad de Servicios de Txingudi ha ampliado la recogida selectiva de residuos en las ciudades de Irun y Hondarribia con la extensión del contenedor marrón a ambas localidades, tras la experiencia piloto llevada a cabo desde 2011 en seis barrios (San Miguel, Pinar y Anzarán, en Irun, y Amute, Mendelu y Puntal, en Hondarribia) que cuenta, en la actualidad, con un total de 600 familias participantes.

Servicios de Txingudi ha recordado que reciclar la fracción orgánica de origen vegetal de la basura "permite generar compost para crear abono de gran calidad que luego es usado en jardinería o agricultura", supone "un beneficio mediombiental al reducir el volumen de materia que se deposita en vertedero y reutilizarla" y, por último, también "es un ahorro porque el coste de su depósito es considerablemente inferior al de la fracción resto".

En total, se van a colocar 69 contenedores que se suman a los 50 ya existentes, lo que supondrá que, aproximadamente el 44 por ciento de las isletas ecológicas instaladas en Irun y Hondarribia tendrán un contenedor marrón. La ampliación va a suponer una redistribución de los contenedores existentes, por lo que es posible que haya algunos cambios en los puntos de vertido para vecinos de las zonas que ya cuentan con este servicio.

Los residuos orgánicos vegetales suponen el 33 por ciento de la bolsa de basura de los hogares y en ellos se engloban todos los deshechos vegetales de las comidas diarias, del arreglo de las plantas, los posos del café o las bolsitas de infusiones, peladuras de patata o cáscaras de huevo. No podrán depositarse en el contenedor los restos orgánicos de origen animal que procedan de carnes o pescados o contengan alguno de estos ingredientes.

Una vez compostados, los residuos vegetales se convierten en un excelente abono gracias a su descomposición. En la actualidad, Servicios de Txingudi deposita estos residuos en el vertedero de Lapatx (Azpeitia), donde el año pasado se trasladaron un total de 64 toneladas procedentes de la experiencia piloto.

CAMPAÑA

La campaña para apuntarse -de forma voluntaria- al uso del contenedor marrón ha comenzado este martes con el buzoneo en Irun y Hondarribia de un folleto informativo y la colocación en los portales de un cartel en el que poder apuntarse. También es posible hacerlo a través de la página web www.txinzer.com o llamando al teléfono de Servicios de Txingudi.

El plazo para apuntarse a esta campaña finalizará el 1 de mayo. A partir de esa fecha, Servicios de Txingudi realizará entre todos aquellos que se hayan apuntado un reparto gratuito a domicilio de un cubo específico, bolsas biodegradables y un folleto informativo sobre el uso del contenedor marrón.

Esta campaña tiene un carácter urbano y no se extiende a las zonas rurales a quienes, por otra parte, se proporciona la opción del autocompostaje, una actividad que ya vienen practicando cerca de 700 familias y que está previsto se extienda con la nueva campaña de adhesiones que Servicios de Txingudi está llevando a cabo desde el mes de abril.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies