Siemens apuesta por los productos más sostenibles, cuya facturación alcanzará el 25% del total de sus ventas en dos años

Actualizado 10/06/2009 14:34:51 CET

BILBAO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La empresa Siemens apostará por el fomento de los productos más sostenibles, cuya facturación alcanzará el 25 por ciento del total de sus ventas en un periodo de dos años. La compañía se ha marcado como objetivo reducir sus emisiones de CO2 y su consumo de agua en un 20 por ciento hasta 2011.

Estos datos fueron dados a conocer hoy por Siemens que presentó en el transcurso del European Future Energy Congress, que se celebra en el BEC de Barakaldo (Bizkaia), su nueva política energética bajo el lema "Más eficiencia energética, menos emisiones".

Sus responsables destacaron que la característica principal de esta estrategia es el fomento de los productos más sostenibles y confiaron en que sus ventas representen el 25 por ciento del total en dos años.

Siemens destacó que la división de Energía y la estrategia de eficiencia energética deben ser las que más aporten, ya que cuentan con la mayor parte de productos respetuosos con el medio ambiente.

Asimismo, manifestó su voluntad de comprometerse con las empresas españolas para lograr "importantes reducciones del consumo", que pueden llegar al 30 por ciento y que "se traducirán en una notable rebaja de la factura energética". Según explicó, estos ahorros pueden autofinanciar las inversiones en un corto plazo, lo que disminuye el esfuerzo económico.

La compañía subrayó que tiene la mayor cartera de productos y soluciones para reducir las emisiones de CO2 y proteger el medio ambiente y destacó que es necesario "involucrarse y desarrollar políticas de respeto para garantizar la sostenibilidad del planeta". En este sentido, destacó que Siemens se compromete a reducir sus emisiones de CO2 y su consumo de agua en un 20 por ciento hasta 2011.

Siemens presentó algunas soluciones sostenibles como Siplink, una aplicación que permite conectar los buques en los puertos a un sistema de alimentación externa, de modo que éstos puedan parar sus máquinas. Esta tecnología permite un ahorro de hasta 12 toneladas de CO2 por buque y día. La reducción de C02 puede llegar al 35 por ciento, la de los óxidos de nitrógeno al 95 por ciento y la de partículas al 90 por ciento. Además, favorece una importante reducción de la contaminación acústica.

AHORROS GENERADOS

La compañía aseguró que invertir en tecnologías sostenibles no sólo es beneficioso para el medio, sino también "una inversión muy rentable, ya que muchas de ellas se autofinancian gracias a los ahorros generados".

En el caso de la eficiencia energética, Siemens explicó que cuenta con una nueva unidad que agrupa todas las tecnologías necesarias para garantizar consumos energéticos más eficientes y racionales. La unidad desarrolla su actividad, principalmente, en los sectores industrial y terciario -hoteles, edificios públicos y hospitales, entre otros-.

La empresa destacó que se trata de dos sectores estratégicos, en los existen grandes infraestructuras -algunas de ellas obsoletas- con un importante potencial de ahorro energético, ya que los edificios son responsables de más del 41 por ciento del consumo eléctrico.

La oferta de la nueva unidad es pionera en España por ofrecer un ciclo global, desde el prediagnóstico hasta la supervisión y mantenimiento continuado.

Hasta el momento y de la mano de Siemens, más de 6.500 edificios, repartidos por todo el mundo, han implementado medidas de control y racionalización del consumo. Como consecuencia de ello, se ha evitado la emisión de 2,4 millones de toneladas de emisiones contaminantes, lo que se ha traducido en un ahorro económico superior a los 1.000 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies