Sindicatos nacionalistas llaman a secundar este jueves una huelga general contra la reforma de las pensiones

huelga
EP
Actualizado 26/01/2011 19:32:16 CET

BILBAO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos ELA, LAB, STEE-EILAS, Ehne e Hiru han llamado a los trabajadores a secundar este jueves una huelga general en el País Vasco y Navarra contra la reforma de las pensiones. Las centrales CNT y ESK también se han sumado a esta convocatoria.

La huelga de este jueves será la undécima que vive Euskadi desde la democracia y la tercera que convocan estos sindicatos desde que el PSE-EE está al frente del Gobierno vasco.

La convocatoria no ha logrado, nuevamente, unir a todos los sindicatos en el País Vasco, ya que CC.OO. y UGT, aunque han manifestado su intención de dar una respuesta contundente si finalmente se confirma el retraso de la edad de jubilación a los 67 años, se han desmarcado de la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas.

Las centrales nacionalistas han optado por no esperar a la aprobación de la reforma de pensiones, con el objetivo de poder modificar los planes del Gobierno central en relación a esta cuestión.

Los sindicatos han realizado esta convocatoria ante lo que consideran la "mayor agresión" a los derechos laborales y sociales que se ha producido hasta la fecha.

En concreto, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha llamado a movilizarse contra quienes "han abierto la veda contra los derechos laborales". A su juicio, se pretende dar "satisfacción a la avaricia del poder financiero" y fomentar los fondos privados de pensiones.

Por su parte, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, se ha mostrado convencida de que la huelga general va a ser "masiva" y ha denunciado que la reforma del sistema de pensiones que prevé acometer el Gobierno central "va a perjudicar a todos, va a poner en riesgo las pensiones de todos" pero, además, "va a ser especialmente grave en el caso de las mujeres".

Los sindicatos han convocado diversos actos y manifestaciones en las tres capitales vascas y en Navarra y será en Bilbao, donde se darán cita los secretarios generales de los sindicatos convocantes, que participarán en la manifestación y posterior mitin.

Por su parte, ESK, ante las diferencias surgidas con el resto de sindicatos nacionalistas, no estuvo en la convocatoria inicial de la huelga, pero se ha sumado a la misma para denunciar la "agresión" que supone esa reforma, entre ellas la posibilidad de retrasar la edad de jubilación a 67 años, "aunque sea a plazos".

Por su parte, CNT también se ha adherido a la huelga, ya que considera que el intento de retraso de la edad de jubilación y la reforma de las pensiones es un motivo "más que justificado para su convocatoria".

Ante esta convocatoria, el Gobierno vasco ha advertido de que la huelga general no es "la respuesta más oportuna" a la situación motivada por la crisis económica, sino que "al contrario, sólo puede lastrar los signos claros de reactivación que está mostrando nuestra economía".

Además, su consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha advertido este miércoles de que se adoptarán las medidas necesarias para garantizar este jueves tanto el derecho a la huelga como al trabajo y evitar que se den "medidas de coacción".

Desde la patronal vasca se ha venido insistiendo en que, dada la crisis, el país no está para huelgas y cree que obedece más al "interés" de ELA y LAB y los otros promotores del paro de "diferenciarse" que a los "problemas reales" de la economía y los trabajadores.

SERVICIOS MÍNIMOS

El Gobierno vasco ha establecido una orden de servicios mínimos, en la que se señala que el transporte público funcionará a un 30 por ciento de la actividad de un día laborable, mientras que los hospitales lo harán como festivos.

Los sindicatos convocantes de la huelga general del 27 de enero han denunciado que los servicios mínimos impuestos por el Gobierno vasco son "abusivos e incumplen las sentencias ganadas por los sindicatos tras las últimas huelgas". Además, han anunciado que emprenderán acciones legales ante el "abuso y agresión" que suponen los servicios mínimos en Osakidetza.

APOYOS

Eusko Alkartasuna, Izquierda Abertzale y Alternatiba han mostrado su adhesión a la huelga general con el objetivo de que los trabajadores "no paguen" la crisis y no sufran un nuevo "recorte" de sus derechos. Por su parte, Aralar ha subrayado "la importancia" de la huelga general y ha llamado a la ciudadanía a participar en las movilizaciones convocadas.

Por su parte, partidos como PNV, PSE o PP han mostrado su rechazo a esta huelga porque consideran que, en el actual momento de crisis, no es la respuesta adecuada convocar un paro general.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies