Sortu dice que el EPPK mantiene sus "líneas rojas" de "no arrepentimiento y no delación"

 

Sortu dice que el EPPK mantiene sus "líneas rojas" de "no arrepentimiento y no delación"

 Garmendia Y López.
EUROPA PRESS
Publicado 01/07/2017 13:09:00CET

Ve "un paso importante" el resultado del debate interno del colectivo y aboga por el "consenso" en torno a las "consecuencias del conflicto"

SAN SEBASTIÁN, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la comisión por los presos de ETA de Sortu e histórico de la banda terrorista Antton López 'Kubati' ha afirmado que el colectivo de presos de ETA, EPPK, mantiene sus "líneas rojas" que son "no arrepentimiento y no delación" y ha apuntado que la palabra arrepentimiento "no aparece en la ley". Además, ha señalado que "no se puede pedir solamente a una parte que haga una serie de ejercicios que a la otra parte no se pide".

En rueda de prensa en San Sebastián, López y la también portavoz de la citada comisión Ohiana Garmendia han considerado el último comunicado del EPPK sobre su debate interno "positivo", ya que supone "un paso importante".

En todo caso, ha señalado que "el futuro nos irá indicando cuáles son los caminos en los que nos tenemos que mover" y no están "cerrados a ninguna iniciativa que pueda desarrollar que el proceso de paz se consolide", al tiempo que ha abogado por lograr "un consenso en Euskal Herria" sobre las cuestiones relativas a los presos de ETA.

Garmendia y López han destacado la participación en el debate de EPPK, que "ha rondado el 90%", sobre todo, "teniendo en cuenta las dificultades en las que el colectivo se mueve", en alusión a la "dispersión", así como que lo haya apoyado "tres cuartas partes" del colectivo.

También han puesto en valor que "el número de aportaciones ha sido alta, alrededor de 91", lo que, a su juicio, da "magnitud" al resultado. También han considerado "un acierto" que se hayan hecho públicos los resultados, "lo que aleja las dudas y las interpretaciones interesadas".

A su juicio, el colectivo de presos se sitúa ahora "en las nuevas condiciones socio-políticas emanadas del cambio de estrategia de la izquierda abertzale" y muestra "una gran unidad y cohesión". "Nos sentimos satisfechos con este proceso porque el colectivo hace una aportación tanto al proceso independentista como al proceso de paz de Euskal Herria", han señalado, para añadir, a continuación, que, además, "al aceptar el documento el colectivo se sitúa mucho más cerca de la sociedad vasca a la hora de interpretar cómo hay que solucionar las consecuencias del conflicto".

Asimismo, han considerado que el EPPK "pone las bases para diseñar una hoja de ruta conjunta entre el colectivo, las instituciones, los agentes políticos y la sociedad vasca" y a la hora de hacerlo "es interesante que se estudien todas las potencialidades que tiene la ley ordinaria española y al mismo tiempo la ley de excepción que se está aplicando en estos momentos al colectivo de presos".

"Esta hoja de ruta tendría este doble valor, por un lado explotar toda la potencialidad de la ley ordinaria y por otro denunciar la excepcionalidad de la Ley orgánica 7/2003", ha apuntado López. Por otro lado, ha incidido en que hay que "consensos sobre las cuestiones más graves" en el colectivo de presos de ETA, como "la libertad de los gravemente enfermos" y "acabar con la dispersión". "Queremos que los presos políticos vascos sean repatriados a Euskal Herria cuanto antes". ha afirmado.

También ha realizado un llamamiento a partidos políticos e instituciones para trabajar "en favor de una solución integral a las consecuencias del conflicto".

Preguntados por cual sería el siguiente paso, López ha indicado que se tienen que dar "unos pasos a nivel orgánico", luego presentar públicamente el documento, que "parece ser será en otoño" y después "marcar una estrategia a desarrollar lo que el documento aprobado dice en sus formas cualitativas", tanto en "pasar a la fase de construcción de un proceso independentista y la paz", como en la "de desarrollar toda la potencialidad de la legislación ordinaria".

A este respecto, ha indicado que la misma se basa en "no obligar, pero tampoco impedir", para que cada preso de ETA pueda "desarrollar la política o las iniciativas que crea necesario" en el "espacio" de la ley.

Preguntados sobre si los presos asumen el arrepentimiento y la petición de perdón, han señalado que "no", ya que para el EPPK hay "dos líneas rojas, no arrepentimiento y no delación" y "eso se mantiene" y ha apuntado que "la legislación no dice nada" sobre eso, "no aparece la palabra arrepentimiento en la ley". Además, ha señalado que "no se puede pedir solamente a una parte que haga una serie de ejercicios que a la otra parte no se pide".

Garmendia ha apuntado que el Estado español pone "trabas y condiciones", pero "no tiene ninguna base legal", ya que "en ninguna ley internacional se recoge ninguna condición una vez cumplida la pena para que esas personas sean excarceladas o accedan a los derechos que les corresponde".

A su juicio, con la "legislación de excepción el Estado español quiere visualizar un esquema de vencedores y vencidos y para ello utiliza, sobre todo, al colectivo de presos políticos vascos".

"NINGUNA CONDICIÓN"

"Cuando hablamos de un proceso de resolución de las consecuencias del conflicto y de normalización política no se puede poner ninguna condición", ha sostenido.

Además, Garmendia ha afirmado que "cuando se habla de lo acontecido en este país, todas tenemos responsabilidades, todas tenemos que hacer autocrítica y todas necesitamos de un marco que ofrezca garantías para poder pasar a una nueva fase" y "desde luego poniendo condiciones o diciendo lo que tienen que hacer algunos cuando otros ni siquiera reconocen la responsabilidad que han tenido no es un ejercicio serio si queremos un futuro de par y libertad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies