Sortu ve de "desequilibrados" detener a quien ha apostado "por la paz"

Pernando Barrena (Sortu)
EUROPA PRESS
Actualizado 22/09/2015 19:21:14 CET

Cree que supone "continuar criminalizando a una organización y a unas personas artífices de las grandes decisiones de los últimos tiempos"

SAN SEBASTIÁN, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha asegurado que "actuar con violencia contra quien ha repetido hasta la saciedad su apuesta por la paz", en alusión a la detención este martes de los considerados dirigentes de ETA, es "irresponsable y propio de desequilibrados y psicópatas". Tras recordar que ETA "ya no es un agente armado", ha afirmado que actuar contra ella contra como "hace décadas" supone "continuar criminalizando a una organización y a unas personas artífices de las grandes decisiones de los últimos tiempos".

En rueda de prensa en San Sebastián, Barrena ha advertido de que estos arrestos "no van a poder ocultar" que en Euskadi existe "un problema político, que es que a la ciudadanía vasca no se le permite decidir libremente su futuro".

A su juicio, las detenciones de este martes en Francia "no tienen ningún sentido", porque "ETA decidió en octubre del 2011 dar por terminada su actividad armada y, en este momento, está inmersa en un proceso de inventariado y depósito de su armamento previo al desarme".

En este sentido, ha señalado que la banda terrorista "ya no es un agente armado" y actuar contra ella "del mismo modo en que lo ha venido haciendo Madrid en clave antiterrorista desde hace décadas, supone ignorar la nueva realidad política abierta en el país y continuar criminalizando a una organización y unas personas que, queremos recordar, son artífices, entre otros y otras, de las grandes decisiones que se han tomado en los últimos tiempos y que han posibilitado abrir el nuevo tiempo político que conocemos".

El portavoz de Sortu ha incidido en que ETA "ha actuado en clave positiva desde el fin de la actividad armada" y ha dado "pasos innegables hacia la resolución del conflicto político vasco", mientras que el Gobierno central "ha actuado desde el primer día irresponsablemente intentando tirar por tierra cualquier posibilidad para la paz".

Tras incidir en que "actuar con violencia, represión y arrestos contra quien ha repetido hasta la saciedad su apuesta por la paz y está en un proceso de desarme es propio de desequilibrados y psicópatas", Barrena ha acusado al PP de intentar "llegar a las elecciones a golpe de detención y actuaciones represivas".

DESARME

Preguntado sobre si estas últimas detenciones pueden ayudar a acelerar el proceso de desarme Barrena ha señalado que no acierta a ver cómo deteniendo a quienes se estaban dedicando "al proceso de inventariado y sellado de armas es imposible que pueda ayudar de manera positiva a que todo eso se lleve adelante y se pueda culminar con el desarme definitivo que es lo que todos estamos buscando, menos, da la impresión, el Gobierno español".

Barrena ha opinado que con esta última operación policial el Ejecutivo central demuestra que "no le interesa la paz" porque "lo que trae es un escenario donde todas las opciones políticas deben ser tratadas en igualdad de condiciones y en ese escenario político el PP, la opción española en el País vasco, se sabe claramente perdedora".

"GANAR VOTOS"

Para el dirigente de Sortu el PP "ya no es políticamente nadie en Euskal Herria" y pretende "hacer de su condición de enemigo de la paz su gran activo para ganar votos más allá del Ebro". Pero Barrena ha destacado que la sociedad vasca "aspira a poder consolidar el proceso de paz y ser dueña de su propio destino", un "reclamo social" con el que se identifica Sortu.

Por ello, ha indicado que la izquierda abertzale se reafirma en el proceso que "inició desde la unilateralidad para la paz y la libertad de este pueblo". Por ello, Sortu aprovechará las movilizaciones convocadas para este jueves contra la dispersión de los presos de ETA para "volver a exigir el fin de la dispersión de los presos políticos vascos" y para reafirmar su "apuesta" por "la resolución democrática del conflicto político vasco".