El temporal de lluvias obligó ayer a cortar varias carreteras e instalaciones deportivas en Barakaldo

 

El temporal de lluvias obligó ayer a cortar varias carreteras e instalaciones deportivas en Barakaldo

Actualizado 17/06/2010 16:10:35 CET

BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las fuertes lluvias caídas durante el día de ayer obligaron a cortar varias carreteras y a cerrar algunas instalaciones deportivas en la localidad vizcaína de Barakaldo, según informó hoy el Ayuntamiento.

De este modo, explicó que se produjeron "importantes balsas" de agua en diferentes puntos de Barakaldo, que propiciaron cortes de tráfico a lo largo de la tarde.

Las más afectadas fueron la N-634 entre Retuerto y el límite con Trapagaran (entorno del Max Center) y la carretera de El Regato, a la altura del polideportivo de Gorostiza. En este último caso, el corte se debió al desbordamiento del río Castaños. El tráfico se desvió por el monte Argalario hasta las 2.00 horas.

También se llegaron a cortar en algunos momentos las calles Kareaga y Arteagabeitia, el camino Zubileta, un carril de la travesía de Zumalacárregui que se dirige hacia la calle Munoa y otro carril de la BI-644 en el entorno de Aparcavisa.

Por otro lado, el Instituto Municipal del Deporte (IMD) cerró por precaución el polideportivo de Gorostiza y la ciudad deportiva de San Vicente.

Por la mañana tampoco abrió sus puertas la escuela infantil de Arteagabeitia, que hoy permanece cerrada, debido a que en el anterior temporal llegó a inundarse. Operarios del Ayuntamiento colocaron sacos terreros en la entrada para evitar que esta vez el agua llegara a anegar las instalaciones.

También se tomaron medidas en el acceso al estacionamiento de López de Ayala y en El Regato, donde el cauce del río rebasó "un poco" a la altura del restaurante Erreka Alde, sin consecuencias.

Una patrulla de la Policía Local y otra de Protección Civil permanecieron toda la tarde-noche en la zona para intervenir en el caso de desbordamiento del pantano o el río Castaños, lo que no llegó a ocurrir finalmente.

Las fuertes lluvias obligaron además a achicar agua con una motobomba en la planta baja del colegio Zuazo y los garajes de la calle Francisco de Eguiluz, en el barrio de Retuerto, a donde llegó "abundante agua" tras la inundación del paso peatonal subterráneo de la N-634. La calle 8 de Septiembre también estuvo parcialmente anegada al desbordarse el río Cadagua, pero el agua no afectó a las viviendas.

El Ayuntamiento desplegó un amplio dispositivo durante la jornada de ayer en la que todo el personal de las brigadas municipales y las empresas que prestan los servicios municipales, la Policía Local y Protección Civil estuvieron movilizados en virtud del Plan de Emergencia que se activó dirigido por el alcalde, Tontxu Rodríguez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies