Torres (PSE) asegura que "la unidad del partido está garantizada"

Mikel Torres (PSE)
EUROPA PRESS
Actualizado 08/09/2014 17:28:45 CET

Apuesta por el municipalismo "como seña de identidad" y la limitación de mandatos "con inteligencia"

BILBAO, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la Secretaría General del PSE-EE de Bizkaia Mikel Torres ha asegurado que "la unidad del partido está garantizada" y ha afirmado que, si es elegido el próximo día 16, no realizará ninguna "revolución" en la dirección porque "lo que hay que hacer es hacer unos equipos potentes y trabajar todos juntos".

En una comparecencia en Bilbao, el alcalde de Portugalete ha presentado este lunes su candidatura, con un proyecto basado en "el municipalismo como seña de identidad" y que apuesta por medidas como la limitación de mandatos "con inteligencia".

Torres, que logró reunir 1.080 avales, optará a suceder a José Antonio Pastor en la secretaría general junto al portavoz del PSE en las Juntas Generales de Bizkaia, Iñaki Egaña, cuya candidatura obtuvo 643.

El regidor socialista ha iniciado su presentación agradeciendo su apoyo a los afiliados que le han avalado, "casi un 40% de la militancia vizcaína", y que supone "una tendencia importante" que le hace estar "ilusionado" en que "sea refrendada" en la votación que se celebrará el próximo día 16.

En cualquier caso, ha subrayado que "la unidad" del partido está "garantizada" porque "no se ha roto en ningún momento". "Somos dos personas que hemos trabajado mucho tiempo juntos, que seguimos trabajando y que seguiremos trabajando en un futuro", ha asegurado.

En esta línea, ha insistido en que, en el PSE de Bizkaia, "no sobra nadie", de manera que "quien gane" las Primarias tendrá que "liderar el proyecto" elegido por los militantes y "el que pierde ponerse a disposición del que gana". "Todos somos ya suficienemente maduros como para trabajar y no va a haber ningún problema en ese sentido", ha opinado.

En la misma línea, ha señalado que, en caso de que sea elegido como secretario general, no se realizará ninguna "revolución" en la dirección del partido porque "ya se hicieron en su día". "Lo que hay que hacer ahora es hacer unos equipos potentes, en los que estén los mejores y saber trabajar todos juntos", ha añadido.

Torres ha anunciado que durante los próximos días tiene previsto seguir reuniéndose con afiliados para exponer un proyecto basado en tres ejes: dar "un nuevo impulso" a la estructura del partido para que las agrupaciones tengan mayor participación, la recuperación del "municipalismo como la seña de identidad" y otorgar "prioridad absoluta a las políticas públicas", en especial a la lucha contra el desempleo.

DECISIONES QUE NO SE COMPRENDAN

En el ámbito interno, ha apostado por lograr que el partido "recobre nueva vida" haciendo que sus militantes "se impliquen de manera más decidida" en la definición de sus políticas. "No podemos tomar decisiones que nuestros militantes no comprendan, ni compartan", ha advertido.

Asimismo, ha planteado la puesta en marcha de "medidas concretas" para que la participación sea "efectiva", entre ellas la limitación a la acumulación de cargos a "sólo uno orgánico y uno institucional". En este sentido, ha reiterado que, por su parte, únicamente aspira a "ser alcalde de Portugalete y secretario general de los socialistas vizcaínos".

También ha propuesto la limitación de mandatos en cargos públicos "diseñada con inteligencia" ya que, "en la política local, no podemos desaprovechar nuestros mejores activos" ni tampoco permitir que "permanezcan 'sine die' los eternos aspirantes".

Además, ha apostado por reforzar el papel del Comité Provincial, "reuniéndolo más a menudo y llevando a él todas aquellas cuestiones de relevancia política", así como por reunir a los secretarios generales de todas las Agrupaciones de forma periódica y convocar anualmente una Conferencia Política de Trabajo para analizar las políticas y las propuestas coordinadas en las diferentes instituciones vizcaínas.

Torres ha abogado por publicar en red "las cuentas de ingresos y gastos" del PSE de Bizkaia y crear una Oficina de Políticas Locales para "ayudar y coordinar a los concejales y junteros" y otra de Atención Ciudadana.

Entre los ejes del proyecto de Torres, se encuentra "recuperar el municipalismo", con las próximas elecciones municipales y forales como "el reto más inmediato". Para estos comicios, ha propuesto que "encabecen las listas electorales los mejores compañeros, con ganas, ambición y proyectos".

"Los ayuntamientos son la puerta de entrada de las políticas progresistas y de izquierda de nuestro partido, y nuestros concejales el altavoz para llegar a los vecinos. Si no estamos allí, no tendremos la fuerza suficiente para estar activos en la sociedad vizcaína", ha destacado.

De este modo, ha apostado por hacer del PSE "el referente de la izquierda" en Bizkaia ante "una derecha nacionalista que lleva demasiados años acomodada en el poder y no busca más que seguir en él".

Por otro lado, ha señalado la necesidad de dar "prioridad absoluta" a las políticas públicas para mantener los servicios públicos "de calidad", elaborar programas para las familias que no tienen recursos y fomentar los planes de creación de empleo y de ayuda a la economía vizcaína.

En este campo, ha abogado por lograr que la Diputación de Bizkaia "participe de forma activa con las políticas locales" y que la administración foral y municipal "trabajen juntas". Entre otras medidas, ha propuesto un pleno anual sobre políticas locales en las Juntas Generales, antes de la aprobación de los Presupuestos, en el que los representantes municipales "tengan voz".

UDALKUTXA

También ha planteado la puesta en marcha de planes conjuntos de creación de empleo y ayuda a las empresas entre Ayuntamientos, Diputación y Gobierno, y ha demandado la modificación de los criterios de la distribución de los fondos de Udalkutxa porque "no puede ser que, en los tiempos que corren, con algunos municipios soportando un paro superior al 25%, la parte de recursos comunes sea sólo del 1,2%". A su entender, este porcentaje es "insuficiente".

Torres ha propuesto, además, que se fomente la transparencia en la gestión de las Administraciones locales, con la aprobación de un Código Ético de Comportamiento, y ha advertido de que, por lo que respecta al PSE, no tolerará "ninguna actitud indigna" en este aspecto.

Asimismo, ha propuesto que se aumenten los recursos económicos, materiales y personales destinados a la investigación y persecución del fraude fiscal por parte de la Diputación de Bizkaia, así como la celebración de un pleno anual sobre el plan de lucha contra el fraude en Juntas Generales.

Torres ha asegurado que los socialistas deben ser "críticos cuando hay que ser críticos" y ofrecer "colaboración siempre que sea en beneficio de la ciudadanía". En cualquier caso, ha augurado que "los pactos se definirán no a corto plazo, sino a medio y largo plazo, si es que son necesarios".

El candidato socialista, que ha resaltado que "los acuerdos son necesarios para progresar en este país", ah augurado que "a corto plazo van a ser complicados" porque restan "pocos meses" para las próximas elecciones forales y municipales. En relación a los pactos presupuestarios, ha indicado que "marcará la línea estratégica" la Ejecutiva de Euskadi.

El candidato socialista también se ha referido al crecimiento en afiliación de Podemos y ha asegurado que lo que le preocupa es "la disgregación de la izquierda", auque ha dicho preferir que surja "una opción nueva de izquierda" que "de derechas". Asimismo, ha explicado que "muchas ideas" de Podemos puede ser compartidas, pero "otras muchas no" y otras "muchas no se pueden llevar a la práctica", aunque "suenen bien". Por ello, ha apostado por "confrontar las ideas".

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies