Un total de 215 perceptores de RGI participan en cursos a través de un plan piloto de Lanbide

Actualizado 20/10/2010 15:41:20 CET

VITORIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 215 perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) están participando en un proceso de formación destinado a su inclusión social y laboral, con el fin de dejar de depender de esta ayuda. Este grupo forma parte del plan piloto elaborado por el Gobierno vasco para gestionar la RGI a través del Servicio de Empleo Vasco-Lanbide.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha comparecido este miércoles en comisión parlamentaria para informar sobre esta iniciativa, destinada a impulsar el objetivo que se ha fijado su departamento para vincular la percepción de la RGI -destinada a que las personas sin recursos puedan atender a sus necesidades básicas-- con la inclusión laboral.

Para ello, el Gobierno vasco espera que tras la asunción de la competencia sobre las políticas activas de empleo y el consiguiente despliegue del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide, previsto para 2011, la RGI sea gestionada a través de este organismo. Este año, el Ejecutivo destinará 320 millones de euros a atender la demanda de esta prestación.

El pasado mes de julio se puso en marcha un plan piloto para fomentar la actividad laboral de las personas que reciben la RGI y que están en condiciones de poder trabajar. Este proyecto se está desarrollando en los municipios donde ya existen dependencias de Lanbide, como Elgoibar, Erandio, Amurrio, Salvatierra, Irun, Portugalete, Lasarte y Basauri, así como en Oyón. Los perceptores de RGI en estos municipios ascienden a 4.439.

Según los datos aportados por Zabaleta, desde la puesta en marcha de este plan hasta el pasado 27 de septiembre, los expedientes de RGI atendidos en las oficinas de Lanbide han sido 1.063. De ellos, 446 -un 42 por ciento-- corresponden a nuevas tramitaciones y 617, a movimientos en expedientes abiertos con anterioridad.

PERFIL

Las personas en proceso de 'activación laboral' mediante acciones formativas, entre participantes y preinscritos, alcanzan los 215. De ellos, 107 participan en cursos y otros 108 lo van a hacer próximamente. En estos cursos se ofrece formación en materias como la ofimática, jardinería, fontanería o comercio.

Zabaleta ha explicado que un 71 por ciento de los titulares o beneficiarios de las acciones de formación para el empleo no han finalizado sus estudios primarios. Además, sólo un 6,9 por ciento se han mostrado 'no disponible' para recibir cursos de formación.

El grupo de edad más numeroso entre los participantes en las clases es el situado entre los 25 y los 44 años, que suman el 79 por ciento. Los menores de 45 años son el siete por ciento y quienes superan esta edad suponen el 14 por cien