Las trabajadoras de Ayuda a Domicilio de Bizkaia convocan nuevos paros este martes y los días 17 y 26 de abril

Publicado 26/03/2018 15:53:06CET

BILBAO, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las trabajadoras del sector de Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Bizkaia, junto con los sindicatos ELA, LAB y UGT, han decidido dar continuidad a sus movilizaciones, con nuevos paros este martes y los días 17 y 26 de abril, después de las 18 horas de paro convocadas entre diciembre y febrero para desbloquear la negociación colectiva.

Según han informado en un comunicado, este martes, 27 de marzo, realizarán un paro de tres horas, de 10.00 a 13.00 horas, que será reforzado con una cadena-humana en Bilbao, que partirá a las 11.00 horas desde Aztertzen, en la calle Simon Bolívar, hasta Aurrerantz, en Padre Lojendio, para "interpelar directamente a las patronales que mantienen la mesa de negociación bloqueada".

Además, el próximo 17 de abril se realizarán tres horas de paro y una concentración delante del Ayuntamiento de Getxo para respaldar la moción en defensa del SAD que se defenderá en el pleno del dicho municipio el 25 de abril. Asimismo, se realizarán otras tres horas de paro el 26 de abril, con una concentración delante del Ayuntamiento de Portugalete, donde también se defenderá la moción en defensa del SAD. En mayo también se dará continuidad a las reivindicaciones.

El Servicio de Ayuda a Domicilio es un sector que esta subcontratado por ayuntamientos y mancomunidades a empresas privadas, cuyas trabajadoras "llevan cinco años con el salario congelado", han denunciado los sindicatos.

Asimismo, han criticado que en los últimos siete años "se ha reducido el 30% de las horas de servicio, poniendo en grave situación a los usuarios que reciben el servicio, además de la pérdida de empleo que ello está suponiendo". Además, han señalado que, "siendo éste un sector dedicado a los cuidados, la gran mayoría de las personas que trabajan son mujeres".

Las trabajadoras reclaman de los ayuntamientos y mancomunidades, "como responsables directos de la subcontratación del servicio", que "obliguen a las empresas adjudicatarias a negociar unas condiciones que garanticen un servicio de calidad, y unas condiciones dignas de trabajo".