Los trabajadores vascos de Telefónica-Movistar se suman a la huelga indefinida estatal por la "degradación" laboral

Publicado 07/04/2015 11:29:50CET

BILBAO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El personal técnico de contratas, subcontratas y autónomos que trabaja para Telefónica-Movistar en Álava, Bizkaia y Gipuzkoa ha decidido sumarse a la huelga indefinida convocada a nivel estatal a partir de este martes, 7 de abril, para "denunciar la degradación constante de las condiciones laborales, tanto del personal propio de plantilla de las contratas y subcontratas como del personal autónomo".

De este modo, los trabajares vascos de la empresa de telefonía se adhieren a la convocatoria indefinida iniciada en Madrid el pasado 28 de marzo.

El sindicato ESK ha afirmado a través de un comunicado que Telefónica-Movistar y sus contratas directas (Elecnor, Comfica, Abentel Cotronic, etc. ) "hace años que han apostado por una estrategia de sustitución de plantillas fija por cadenas de subcontratación en la que cada nuevo eslabón sufre condiciones más precarias que el anterior".

Según han dicho, al final de la cadena se encuentra un número cada vez mayor de trabajadores autónomos a los que las propias contratas y subcontratas alquilan herramientas y vehículos y que son contratados por 2 ó 4 horas diarias, pero "que se ven obligados a trabajar hasta 12 horas cada día todos los días de la semana para poder llegar a cobrar menos de 1.000 euros netos al mes".

La central sindical ha indicado que el desencadenante del conflicto ha sido la nueva reducción por parte de Telefónica-Movistar del precio de los servicios (baremos) que le prestan las contratas a la multinacional.

ESK ha asegurado que contratas y subcontratas trasladan esos recortes en el precio del trabajo a los niveles inferiores de la cadena de contratación, "siendo los autónomos quienes acaban asumiendo de forma directa, pero no única, esa reducción".

"PRECARIZACIÓN"

El personal de plantilla de las contratas y subcontratas, aunque no se ve afectado directamente por el cambio en los baremos, es "víctima de una precarización constante de sus condiciones laborales", han dicho, dado que "trabajan a destajo, sin las medidas de seguridad necesarias, con salarios cada vez más bajos y bajo una constante amenaza de despido, ya que las contratas intentan que los trabajadores se hagan autónomos, bien despidiéndolos, bien por desvinculaciones incentivadas".

Por ello, han afirmado que la convocatoria de huelga tiene como objetivo inmediato impedir que entre en vigor el nuevo contrato de Telefónica-Movistar con las contratas y además conseguir que las plantillas de éstas aumenten con el personal autónomo que desee reincorporarse a ellas, para garantizar su continuidad como trabajadores asalariados, así como que se establezca un salario bruto por encima del convenio del metal, y que se empiece a plantear la incorporación del personal subcontratado en la plantilla fija de Telefónica-Movistar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies