La Unión de Consumidores de Euskadi-UCE alerta de cobros "indebidos" e "irregularidades" en el servicio de sms Premium

Actualizado 09/02/2007 15:28:15 CET

BILBAO, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Consumidores de Euskadi (UCE) alertó hoy de la existencia de cobros "indebidos" e "irregularidades" en el servicio de sms Premium y anunció que formulará denuncia ante la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones y ante la Dirección de Consumo del Gobierno vasco con el fin que se proceda a la "inmediata regulación" del sector y a la devolución de las cantidades "indebidamente facturadas".

En un comunicado, la UCE explicó que ha registrado consultas de ciudadanos que reciben en su móvil un sms que le invita a remitir un nuevo mensaje para poder recibir una descarga de un tono, un logo o un juego, o bien que, a través de determinados programas de televisión, le animan a participar en concursos con "atractivos" premios mediante el envío de "altas" a determinados números formados por cuatro cifras.

La organización de consumidores indicó que cuando el usuario decide llevar a cabo estas indicaciones, realmente se está suscribiendo a un sistema periódico de recepción de sms repetitivos y no sólo abona el precio del primer mensaje que él envía, sino que se le facturarán todos los mensajes que va recibiendo por importes que van desde los 0,23 euros hasta 1,50 euros, siendo posible recibir hasta tres mensajes en un minuto.

Además, añadió que este sistema se activa "sin posibilidad real" de desactivarlo o detenerlo, puesto que, aunque esté desconectado, los seguirán recibiendo. Solamente resulta eficaz, según explicó, solicitar a las operadoras la baja temporal del servicio de recepción de sms o la solicitud de duplicado de la tarjeta SIM.

Ante la "falta de regulación" de estos servicios, la Unión de Consumidores de Euskadi consideró que en estos servicios debe existir el consentimiento expreso del cliente ante su operador, "que es quien factura", y que además la baja debería poderse solicitar dirigiéndose directamente al operador móvil y no a la empresa responsable de estos servicios.

Asimismo, advirtió de que, además, "se suma la dificultad de averiguar la identidad de la empresa prestadora del servicio a quien poder formular las reclamaciones pertinentes", lo que deja en "absoluta indefensión" a los consumidores.

Ante esta situación, UCE anunció que formulará la correspondiente denuncia ante la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones y ante la Dirección de Consumo del Gobierno vasco con el fin de que se proceda a "la inmediata regulación" del sector y a la devolución de las cantidades "indebidamente facturadas".

En cualquier caso, recomienda a las personas afectadas que presenten denuncia ante la Ertzaintza, adjuntando copia de las facturas, y que se dirija a las oficinas de la Unión de Consumidores de Euskadi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies