Urquijo cree que, con las palabras de Mintegi, "se acumulan razones para ilegalizar partidos que justifican el crimen"

Carlos Urquijo
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 15:01:20 CET

Apela a "regenerar una sociedad enferma de odio" con "el concurso de los partidos democráticos" y "una revolución educativa"

BILBAO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha censurado las palabras de la portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi, sobre el asesinato de Fernando Buesa y ha considerado que "siguen acumulándose razones para ilegalizar a partidos" que "justifican el crimen". Asimismo, ha apelado a "regenerar una sociedad enferma de odio" con "el concurso de los partidos democráticos" y "una revolución educativa".

En un artículo en su blog titulado 'Muertes políticas', Urquijo se ha pronunciado de esta manera tras la polémica suscitada este pasado jueves por las manifestaciones de Mintegi en el Parlamento vasco.

El delegado del Gobierno ha resaltado que la afirmación de que el asesinato de Buesa por parte de ETA fue una "muerte política" se suma a "otras muchas en las que está coalición vicaria de Sortu y por tanto de ETA ha justificado los crímenes de la banda como consecuencia de un conflicto entre Euskadi y España que se pierde en la noche de los tiempos" y que "ha tenido expresiones violentas por ambas partes y, por tanto, sólo puede ser resuelto mediante el diálogo y la negociación".

"Aquí nos conocemos todos y sabemos lo que ha ocurrido", ha señalado Carlos Urquijo, que ha planteado la necesidad de reflexionar sobre el derecho a la participación política de "quien justifica el asesinato del adversario político" y sobre "la cultura del odio que ha prendido de tal manera en nuestra sociedad que ha permitido la expresión pública de semejantes aberraciones sin que pase absolutamente nada".

Para el delegado del Gobierno, "siguen acumulándose razones para ilegalizar a partidos que se conducen de esta manera y que incluso en una última provocación se permiten alardear de pagar la defensa jurídica de sanguinarias etarras". A su entender, la Justicia "puede y debiera dejar al margen de la ley a partidos que aprovechan las ventajas de la democracia para acabar con ella".

En cualquier caso, ha añadido que "tanto como lo anterior" le preocupa el respaldo popular de quienes defienden estas tesis. "277.000 vascos les votaron el año pasado, 150.000 en 2005 cuando iban sin Aralar y EA. Demasiada gente, un dato desesperanzador", ha opinado Urquijo, lamentando "la falta de músculo ético y moral en nuestra sociedad que ha permitido que tanta gente en nuestra tierra avale con su voto la historia criminal de ETA".

ENFERMA DE ODIO

En este sentido, ha manifestado que "no puede afirmarse que se es demócrata cuando se respaldan discursos como el de Mintegi que supeditan la vida humana a la imposición por las armas de un proyecto político totalitario".

"Podremos dejar sin representación institucional a formaciones que justifican el crimen, es la obligación de un Estado de Derecho, pero debemos hacer algo más, tenemos la obligación de regenerar una sociedad enferma de odio", ha insistido.

En su opinión, "ésa va a ser una tarea titánica para la que hace falta el concurso de los partidos democráticos sí, pero también una revolución educativa que forme en valores a las próximas generaciones para que nunca jamás podamos convivir con personas que relativicen el horror de un asesinato invocando la existencia de un conflicto político".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies