Urquijo reclama a Urkullu y Mas que pidan que "el respeto y celebración" presidan el partido del sábado en el Camp Nou

Urquijo
DEL.GOBIERNO
Publicado 28/05/2015 15:49:19CET

Insta a la "cordura" para que no se pite el himno y afirma que, de ser así y si ganara el Athletic, la jornada sería "redonda"

BILBAO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha emplazado al lehendakari, Iñigo Urkullu, y al presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, a que aprovechen alguna de sus intervenciones públicas para "reforzar su papel institucional, reivindicando" que el próximo sábado "el respeto y celebración" presidan el partido que se celebrará en el Camp Nou entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao en la final de la Copa del Rey.

Además, ha mostrado su deseo de que se "imponga la cordura" y no se pite al himno de España y de que el encuentro suponga "una magnífica fiesta deportiva" en la que primen "el respeto y la camaradería". De ser así y si ganara el Athletic para "levantar su vigésimo cuarta copa", sería "una jornada redonda", señala.

En un post colgado en su blog, recogido por Europa Press, Urquijo ha recordado que "se acerca la fecha de la final de la Copa del Rey de fútbol en Barcelona y, con ella, el debate sobre qué medidas deben adoptarse en el caso de que la interpretación del himno nacional sea recibida con pitos por el público". "No seré yo quien opine, aunque nunca me ha gustado que paguen justos por pecadores, sobre si el partido debe o no suspenderse, decisión que, según parece, solo puede adoptar el árbitro", ha indicado.

Tampoco ha querido posicionarse sobre si, "en este caso concreto, las juntas directivas de los clubes o la federación deben responder administrativamente por el comportamiento de los socios o aficionados".

Sin embargo, sí ha querido replicar a quienes opinan que "silbar la interpretación del himno es un ejercicio del derecho individual a la libertad de expresión".

"En primer lugar, aunque sea una obviedad, el partido que se juega el 30 de mayo en el 'Camp Nou' es la final de la Copa del Rey, competición en la que todos los equipos participan libremente y que, como es natural, es presidida por Su Majestad El Rey", ha recordado.

En este sentido, ha dicho que, "si los socios o aficionados de algún equipo de fútbol consideran inadecuado disputar esta competición por no considerarse españoles o se sienten molestos por tener que escuchar el himno de España, pueden plantear a las juntas directivas de sus clubes su ausencia de la misma".

"CONVIVENCIA ARMÓNICA"

En segundo lugar, ha señalado que, "al margen de los sentimientos de identidad que cada cual pueda tener, respetar los símbolos que representan a un país es una norma básica de educación que, además de demostrar buena crianza, asegura una convivencia armónica en una final de fútbol o en la vida ordinaria de cada día".

"Respetar al prójimo, piense igual o diferente, sobre todo si es lo segundo, es lo primero que debe enseñarse en la infancia si queremos una sociedad de ciudadanos", ha aseverado.

En una tercera consideración, el delegado del Gobierno ha destacado que "los políticos no deben permanecer callados ante este tipo de situaciones" porque "gobernar es marcar un camino y tiene más mérito cuando no resulta sencillo si puede ser contrario a los propios sentimientos".

"Por tanto, se esté o no a favor de la Monarquía como forma de Estado y se quiera o no pertenecer a España, demandar respeto a las ideas y los símbolos, máxime cuando pueden resultar ajenos, demuestra altura de miras, liderazgo e inteligencia", ha añadido.

EMPLAZAMIENTO A URKULLU Y MAS

Por ello, cree que "sería adecuado que los presidentes de los gobiernos catalán y vasco aprovecharan alguna intervención para reforzar su papel institucional reivindicando el clima de respeto y celebración que debe presidir cualquier evento deportivo". "Bastantes problemas tenemos como para contaminar con reivindicaciones partidistas un acontecimiento deportivo que debe ser sobre todo una fiesta", ha apuntado.

Por último, ha manifestado que, a él y "a mucha gente, contemplar y escuchar la interpretación de los himnos, sea el nacional de un país o el de un equipo de fútbol", le sigue "emocionando, al ver el sentimiento de unidad y cohesión que provoca entre quienes lo cantan o lo interpretan".

"Ojalá el próximo día 30 se imponga la cordura y asistamos a una magnífica fiesta deportiva en la que el respeto y la camaradería sean el principio y el final de una estupenda jornada que para nosotros los vascos será, además, redonda si el Athletic levanta su vigésimo cuarta copa", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies