Los vascos dedican más tiempo al cuidado personal y al ocio y menos al trabajo y la formación que hace 20 años

Actualizado 27/06/2014 10:52:24 CET

Los guipuzcoanos son los que más deporte realizan y los alaveses, los que más duermen

BILBAO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La población de a partir de 16 años de Euskadi dedicaba en 2013 más tiempo a las necesidades fisiológicas, al cuidado de las personas en el hogar, a los trayectos y al ocio activo que hace 20 años y menos a las tareas domésticas, a la vida social y, desde 2008, al trabajo y la formación, según la Encuesta de Presupuestos de Tiempo elaborada por el Instituto vasco de Estadística.

En comparación con el año 2008, las evoluciones mantienen las tendencias apuntadas hasta ese momento, si bien se rompen en dos actividades, dado que se recupera el tiempo dedicado a la vida social, que entre 1993 y 2008 había ido disminuyendo progresivamente y baja "significativamente", en algo más de media hora diaria, el tiempo que la población dedica al trabajo y a la formación, que hasta ese año se había ido incrementando "lenta pero de forma continuada". El tiempo dedicado a las tareas domésticas y a cuidados a personas del hogar se mantiene estable.

En concreto, un ciudadano medio en un día medio dedica un tiempo de 11 horas y 56 minutos a la satisfacción de las necesidades fisiológicas y a los cuidados personales, 15 minutos más que en 2008. Del mismo modo, dedica 2 horas y 48 minutos al trabajo remunerado y/o a la formación -35 minutos menos que en 2008-, 44 minutos a la vida social -6 minutos más que en 2008-, al ocio 4 horas y 26 minutos -7 minutos más que en 2008-, a trayectos 1 hora y 13 minutos -7 minutos más que en 2008-, 2 horas y 24 minutos a las tareas domésticas y 29 minutos a cuidados a otras personas del hogar, en los dos últimos casos sin variaciones apreciables respecto a 2008.

TIEMPO PARA COMER

Según la encuesta del Eustat, la distribución del tiempo dedicado a comer cambia con respecto a 2008, de tal modo que el tiempo medio social dedicado a comer en el domicilio sube 14 minutos, mientras que el dedicado a comer fuera de casa se mantiene en 42 minutos. Sin embargo, las personas que comen fuera del domicilio emplean menos tiempo (1 hora y 18 minutos), que los que comen en su casa, (1 hora y 28 minutos)

En el primer caso, la duración ha disminuido con respecto a 2008, en cinco minutos, mientras que las comidas caseras se han alargado en cinco minutos más.

El tiempo dedicado al sueño es de 8 horas y 52 minutos, a los cuidados personales de 48 minutos, a los cuidados médicos se dedican 3 minutos y a recepciones en otros domicilios, 5 minutos.

Además, se mantiene en 7 horas y 16 minutos el tiempo que la población ocupada dedica al trabajo remunerado pero cae "significativamente" la tasa de participación en el trabajo profesional

En el último quinquenio y contando sólo de lunes a jueves, disminuye 3 minutos el tiempo que se dedica diariamente al trabajo remunerado por parte de la población ocupada. Sin embargo, las personas que trabajan en fin de semana le dedican más tiempo, en concreto 4 minutos más los que trabajan en sábados y, sobre todo, 1 hora y 20 minutos los que trabajan en domingo.

MUJERES Y EMPLEO REMUNERADO

Si en 2008 las mujeres trabajaban en empleos remunerados una media de 1 hora y 15 minutos menos que los hombres, en 2013 la diferencia cae a 57 minutos. Considerando solamente los días entre lunes y jueves, la jornada laboral diaria de los varones suponía 7 horas y 48, 10 minutos menos que en 2008. A su vez, en estos días las mujeres ocupadas registran un incremento de 5 minutos, pasando a trabajar 6 horas y 41 minutos en 2013.

Una parte de las variaciones detectadas en los usos del tiempo deriva de la disminución del trabajo remunerado, tanto femenino como masculino. La tasa de participación masculina en el trabajo profesional principal en 2013 resultó ser del 34,8% y la femenina del 26,5%, lo que significa 8,7, puntos porcentuales menos en el caso de los hombres y 6,2 puntos porcentuales menos en el caso de las mujeres con respecto a 2008.

El 12,9% de las personas de 16 y más años no dedica tiempo a las labores domésticas, mientras que el resto emplea 2 horas y 45 minutos diarios.

En 2013 un 87,1% de la población realiza tareas domésticas como preparar comidas, limpieza o compras, 5,2 puntos porcentuales menos que hace cinco años, pero se dedican 9 minutos más de media por participante que en 2008.

Por otra parte, disminuye la diferencia entre los hombres y las mujeres, dado que en 2013 las mujeres empleaban en las labores domésticas 1 horas y 26 minutos más que los varones, mientras que en 2008 empleaban 2 horas y 4 minutos más.

CUIDADO DE MENORES Y ADULTOS

El 24% de las personas de a partir de 16 años (1,2 puntos porcentuales más que en 2008) dedican una media diaria de 2 horas para cuidar a personas del hogar, ya sean menores o adultos. Esta actividad les ocupa a los varones 1 hora y 47 minutos al día y a las mujeres 2 horas y 8 minutos.

El 93,8% de la población tiene tiempo para el ocio pasivo, como leer la prensa, ver televisión o espectáculos o disfrutar de juegos, un porcentaje que ha aumentado 0,6 puntos porcentuales respecto a 2008, pero se ha mantenido la misma dedicación: 2 horas y 58 minutos.

Por otra parte, el 17,5% de la población afirma dedicar una media de 1 hora y 6 minutos a "relajarse, pensar, a no hacer nada", lo que supone cinco minutos más que hace cinco años.

El tiempo medio social dedicado al ocio activo, a practicar deportes, pasear o realizar excursiones, navegar por Internet, etc, es siete minutos superior al de 2008 y 18 minutos más que hace 20 años. Un 64,6% de la población realiza actividades incluidas en este apartado, lo que representa 4 puntos porcentuales de crecimiento en el último quinquenio.

Las actividades relacionadas con Internet y otros productos de la Informática suman un tiempo medio social de 19 minutos diarios, 7 más que en 2008. Los hombres, que emplean 27 minutos al día, muestran una participación superior a las mujeres en estas actividades, que dedican 12 minutos diarios.

Algo menos de la mitad de la población de a partir de 16 años dedica 1 hora y 34 minutos diarios a actividades relacionadas con la vida social: visitar amigos, conversar, participar en partidos políticos o asociaciones, a prácticas religiosas, etc.

En el último quinquenio se ha incrementado tanto la proporción de la población que realiza estas actividades (2,8 puntos porcentuales), como el tiempo medio dedicado por los que efectivamente las realizan (en 8 minutos).

LOS QUE MÁS DUERMEN

Los alaveses son los residentes de Euskadi que más duermen, más tiempo dedican a los trabajos domésticos y al cuidado de las personas del hogar y los que menos tiempo emplean en trayectos; los vizcaínos son los que más tiempo dedican al trabajo, la formación y la vida social y los que menos al cuidado de las personas del hogar y los guipuzcoanos son los que más tiempo dedican al ocio activo y los deportes y a los desplazamientos y menos al trabajo, la formación y las tareas domésticas.

Los vizcaínos duermen 8 horas y 46 minutos al día, 12 minutos menos que guipuzcoanos y 16 menos que los alaveses. Los alaveses que están ocupados dedican 7 horas y 13 minutos de media diaria a trabajar, 3 minutos más que los guipuzcoanos y 7 menos que los vizcaínos.

Por otro lado, los estudiantes guipuzcoanos dedican 5 horas y 28 minutos a sus actividades lectivas, 27 minutos más que los vizcaínos y 8 minutos más que los alaveses.

Los guipuzcoanos son los que más deporte realizan, ya que el 17,7% practica deporte frente al 14,9% de alaveses y 14,6% de vizcaínos. Sin embargo, en los tres territorios la población que lo practica dedica el mismo tiempo a las actividades deportivas: 1 hora y 27 minutos.