Vecinos de Ondarroa, cuyos portales no sufrieron daños por el desprendimiento de Kamiñalde, vuelven a sus casas

Ondarroa
DIPUTACION
Publicado 21/06/2017 19:18:25CET

El Ayuntamiento vizcaíno prevé la vuelta de los vecinos con problema en los portales para mediados de agosto

BILBAO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de los portales 44A y 44B de la calle San Ignazio de Ondarroa (Bizkaia), cuyos portales no sufrieron daños por el desprendimiento de la ladera de Kamiñalde en marzo de 2016 que obligó a desalojar a 176 familias de sus casas, podrán regresar a sus casas a partir de las 9.30 horas de este jueves.

Según ha informado el Ayuntamiento de Ondarroa, en la reunión celebrada esta tarde el Consistorio ha informado sobre la previsión de regreso estimada para el resto. Así, los vecinos cuyos portales han sufrido daños podrán regresar a sus casas para mediados de agosto, coincidiendo con las fiestas de Andra Mari.

Por último, el Ayuntamiento confía en que los propietarios de las viviendas cuyo interior se encuentra visiblemente dañado puedan volver a sus casas en enero.

FINANCIACIÓN DE LA OBRA

En la última reunión realizada con los geólogos, el Ayuntamiento ha presentado el plan de financiación de la obra. Dicho plan garantiza que los trabajos más importantes para la estabilización de la ladera se van a llevar a cabo. De ahí que los técnicos hayan aceptado que los vecinos puedan volver a sus casas. Pero el Consistorio aún trabaja por dar una solución al resto de propietarios que aún no pueden regresar.

Por una parte, están los vecinos cuyos portales sufren daños de diversa consideración y, por otra parte, los vecinos cuyas viviendas se encuentran claramente dañadas por el derrumbe de la ladera. El Ayuntamiento se ha comprometido a hacer todo lo posible para que todos puedan regresar lo antes posible a sus viviendas.

"Los propietarios cuyas viviendas se encuentren en condiciones habitables, pero cuyos portales estén dañados, si todo sigue su curso, podrán regresar a sus casas para mediados de agosto, coincidiendo con las fiestas de Ondarroa", ha afirmado el alcalde, Zunbeltz Bedialauneta.

Sin embargo, las familias afectadas con daños en sus viviendas, tendrán que esperar más tiempo. El Ayuntamiento tiene intención de arreglar la fachada y las terrazas para octubre. Después se prevé un periodo de 60 días en el que habrá que dejar trabajar a las máquinas deshumidificadoras, antes de poder volver a las casas. En total hay siete familias en esta situación.

El Ayuntamiento entiende el malestar de estas familias y, por ello, pretende formar un grupo de trabajo para mantener informadas a las familias en todo momento. "Para nosotros es muy importante que los afectados y afectadas reciban información directa, escuchar cuáles son sus preocupaciones y poder aclarar sus dudas", ha señalado el alcalde.

PREOCUPACIÓN POR LA FINANCIACIÓN

Aunque la mayoría de los vecinos vuelvan a sus casas, todavía el pago total de todas las obras sigue pendiente. "Hemos conseguido encauzar los trabajos para estabilizar la ladera de Kamiñalde, pero todavía nos hace falta dinero para pagar toda la obra", ha explicado el alcalde.

La falta de dinero y el endeudamiento con los bancos y La Diputación Foral de Bizkaia preocupa al Ayuntamiento de Ondarroa, que ha tenido que pedir un préstamo de 4 millones de euros, la misma cantidad que la mitad del presupuesto del municipio de todo un año.

"El pueblo de Ondarroa es el más perjudicado porque no vamos a poder asumir muchos proyectos importantes para la localidad, tales como la urbanización de Kamiñazpi, la mejora de las infraestructuras del campo de fútbol, el ascensor de Kale Handi y otros muchos más", ha comentado Bedialauneta.

"A pesar de todo, nosotros vamos a seguir trabajando a favor de Ondarroa y vamos a tocar todas las puertas posibles para realizar todos los proyectos necesarios", ha afirmado el alcalde.

El Ayuntamiento de Ondarroa va a pedir tanto al Gobierno Vasco como a la Diputación Foral de Bizkaia que tengan en cuenta a Ondarroa en el momento de realizar sus presupuestos para el año que viene. "En los presupuestos de este año no había ninguna partida prevista para Ondarroa, por lo que nos ha costado mucho conseguir financiación. Por ello queremos que el próximo año se nos tenga en cuenta", ha añadido Bedialauneta.

Por otra parte, las oficinas de Lanbide abrirán de nuevo sus puertas en las oficinas de la calle San Ignazio a partir del 27 de junio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies