Vitoria recuerda a las víctimas detenidas en el convento de los Carmelitas, convertido en cárcel franquista

Vitoria recuerda a las víctimas detenidas en el convento de los Carmelitas,
AYTO VITORIA
Publicado 15/03/2018 17:15:07CET

El alcalde y la Corporación inauguran el cuarto 'memoriagune' de la ciudad, incluido en el plan de Memoria Histórica

VITORIA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Vitoria recuerda desde este jueves, con un cartel colocado frente al convento de El Carmen, a todas las personas que fueron detenidas y apresadas e "injustamente privadas de libertad por oponerse a las ideas políticas de quienes se levantaron contra la Segunda República y por enfrentarse contra la represión franquista".

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, miembros de la Corporación, familiares de víctimas -como Félix Placer-, el catedrático Santiago de Pablo y la investigadora Virginia López de Maturana, entre otras personas, han inaugurado este jueves el cuarto 'memoriagune' o 'lugar de la memoria', creados para mostrar el "reconocimiento, solidaridad y cariño" a todas las víctimas del franquismo en Vitoria.

La señalización de estos 'Lugares de la Memoria' se enmarca en las acciones que está acometiendo el Ayuntamiento durante 2018 para la recuperación de la Memoria histórica. Esta señalización se ha realizado con monolitos obra del artista Iñigo Arregi Elorza, en los que se recuerda a todas las personas represaliadas por sus ideas políticas.

"Queremos poner en valor todo el trabajo que hicieron tantas personas en Vitoria en defensa de la libertad", ha recordado el alcalde Gorka Urtaran.

Con el memoriagune de la plaza de los Carmelitas, el Consistorio quiere recordar que, "mientras continuaba la vida de la comunidad, parte del convento fue requisado por los sublevados y sirvió durante la Guerra Civil como centro de detención de personas de diferentes ideologías políticas opuestas a las ideas políticas de quienes se levantaron contra la Segunda República".

Asimismo, se señala que "muchas instalaciones religiosas fueron requisadas y jugaron un papel importante en el universo carcelario de la represión franquista". "En este convento convertido en cárcel pasaron sus últimos días antes de ser fusilados Estepan Urkiaga "Lauaxeta" o José Placer Martínez de Lecea, víctimas del fascismo, entre otras muchas personas", recuerda la placa.