Ziarreta apuesta por potenciar la imagen de Euskadi en el exterior reforzando y abriendo nuevas delegaciones

Actualizado 24/02/2009 19:16:49 CET

IRUN (GIPUZKOA), 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Eusko Alkartasuna y candidato a lehendakari por esta formación, Unai Ziarreta, apostó hoy por "potenciar la imagen de Euskal Herria" en el exterior reforzando y abriendo nuevas delegaciones vascas. A su juicio, el Gobierno vasco debería desarrollar una "amplia actividad exterior en todos los ámbitos con voz y voto para defender sin intermediarios a la sociedad vasca".

Ziarreta realizó estas afirmaciones en un acto sobre política exterior celebrado en la localidad guipuzcoana de Irun, en el que estuvo acompañado por el cabeza de lista de EA por Gipuzkoa, Jesus Mari Larrazabal, y por el secretario de comunicación de la formación, Mikel Irujo.

El candidato de EA aseguró que, en el actual mundo globalizado y de cara a la "construcción nacional", es necesario que el País Vasco "desarrolle una amplia actividad exterior en todos los ámbitos" con le objetivo de conseguir "voz y voto para defender sin intermediarios a la sociedad vasca".

En su opinión, sería importante potenciar las relaciones con Escocia, Gales o Flandes, debido a sus procesos de independencia, así como potenciar la imagen vasca en el exterior a través de delegaciones vascas que "defiendan los intereses vascos más allá del deje folklórico que poseen en la actualidad". Asimismo, abogó por potenciar la delegación vasca de Bruselas y por abrir nuevas sedes en ciudades estratégicas.

"Queremos ser una nación abierta al mundo", aseguró Ziarreta, quien aseguró que su formación "mira" a los países del norte de Europa "en clave social, de desarrollo del estado de bienestar y con la intención de garantizar los derechos económicos y sociales de quienes menos tienen".

Finalmente, señaló que el ejemplo para Euskadi deber ser el de Escocia, "donde se están dando pasos firmes hacia la independencia por vías exclusivamente políticas" y abogó por poner en marcha un proceso similar "a través de un movimiento soberanista democrático".

Por su parte, Jesus Mari Larrazabal se sumó a la propuesta de que el Gobierno vasco posea "delegaciones fuertes en el exterior" que no sean "meras oficinas de vínculos económicos y culturales" sino que "intervengan en todos los ámbitos de las relaciones internacionales".

Asimismo, criticó el "fracaso político" del PNV con su presencia en el Comité de Regiones en Europa y propuso la creación en el nuevo Gobierno vasco de un departamento de Cooperación y Acción Exterior.

Por último, Mikel Irujo reclamó también un "cambio radical" en el Gobierno vasco en materia de política exterior y planteó la necesidad de crear "embajadas vascas" para potenciar "la filosofía de que somos un país y tenemos que actuar como tal".