Diputación de Cáceres presenta el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara como un "ejemplo" para el resto de Europa

Geoparque Villuercas-Ibores-Jara
DIPTUACIÓN DE CÁCERES
Publicado 22/01/2016 13:54:41CET

CÁCERES, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, enclavado en la provincia de Cáceres y gestionado por la Diputación Provincial, ha sido presentado en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) con la nueva distinción de Geoparque Mundial de la Unesco, y se ha considerado "un ejemplo y modelo a seguir para el resto de geoparques europeos".

En concreto, el coordinador de la Red Española de Geoparques, Luis Alcalá, pronunció ayer estas palabras en la presentación que hizo del espacio la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, y en el que estuvieron presentes tanto Luis Alcalá como el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro; el director del Geoparque extremeño, José María Barrera; y el presidente del Geoparque portugués Naturtejo, Armindo Jacinto, como representante de los geoparques europeos.

La presidenta de la Diputación quiso mandar en su intervención un mensaje de felicitación a todos los ciudadanos e instituciones implicados en el proyecto, como el Grupo de Acción Local Aprodervi, la asociación de empresarios Geovilluercas, la Asociación de Geólogos, o la Junta de Extremadura.

Asimismo, Cordero afirmó que tras dicho "reconocimiento" se abre una nueva etapa para promocionar este "nuevo producto global" en el que confluyen elementos naturales, patrimoniales, culturales, turísticos o gastronómicos, ha explicado.

Por su parte, Luis Alcalá, ha puesto énfasis en el factor humano como clave del éxito del Geoparque extremeño y ha mencionado la implicación y coordinación de los municipios que lo conforman.

Finalmente, el director del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara ha aprovechado su intervención para recordar que España es el país europeo con más geoparques (11), seguida de Italia (10) y Reino Unido (5).

SOBRE EL GEOPARQUE

El Geoparque Mundial Unesco Villuercas-Ibores-Jara fue declarado geoparque el 17 de septiembre de 2011, entrando a formar parte de la Red Europea de Geoparques (EGN) y de la Red Mundial de Geoparques (GGN).

Situado al sureste de la provincia de Cáceres, tiene una superficie de 2.544 kilómetros cuadrados que comprende 19 municipios, con una población de 14.500 habitantes.

El origen de su singular geología se encuentra en un mar de más de 600 millones de años. Los sedimentos depositados en aquella época se transformaron en rocas que, plegadas durante la Orogenia Hercínica (hace entre 370 y 300 millones de años), emergieron del fondo marino y formaron una elevada cordillera, que se ha visto sometida a largos procesos erosivos desde su formación.

Así, con el transcurrir del tiempo, se ha configurado una geomorfología caracterizada por una sucesión de sierras y valles paralelos en función de cómo la erosión ha actuado sobre rocas de distinta dureza y consistencia. Sinclinales, anticlinales, riscos, desfiladeros, fallas, pliegues y otros elementos forman parte de la gran riqueza geológica del Geoparque.

Además, en las rocas del Geoparque Mundial UNESCO Villuercas-Ibores-Jara se nos muestra uno de los principales eventos en la evolución de la vida: el origen y posterior radiación de los primeros animales.

Se trata del único geoparque en el Mundo con fósiles de 'Cloudina', uno de los primeros animales capaces de generar un exoesqueleto mineralizado (una concha), precursores de la gran radiación biótica que se produjo algo más tarde, en el periodo Cámbrico, cuyas evidencias también encontramos en forma de numerosos fósiles que nos ofrecen una visión de la riqueza de aquellos primitivos mares (icnofósiles como 'Cruziana' y 'Daedalus' y fósiles de trilobites, braquiópodos, bivalvos, gasterópodos, cefalópodos, etc.).

Por otra parte, en el Geoparque extremeño se han descrito 45 lugares de especial interés geológico, denominados 'geosítios'. Estos geosítios incluyen lugares propiamente geológicos (como fallas, valles fluviales, yacimientos paleontológicos, plegamientos, etc.), pero también lugares que reflejan como los humanos hemos aprovechado esos recursos que la Tierra nos ofrece, como minas y caleras.

Muchos de los geosítios incluyen también refugios o abrigos con pinturas rupestres esquemáticas, castros vetones, castillos árabes, viejos molinos y otras evidencias de que este rico territorio ha sido habitado por el ser humano desde la antigüedad. Uno de los mayores geosítios de interés es la cueva kárstica de Castañar de Ibor, declarada Monumento Natural, que presenta impresionantes formaciones de cristales de aragonito.

Finalmente, otro de las riquezas del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara es la riqueza de su patrimonio natural, que comprende siete Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) y ocho lugares de importancia comunitaria reconocidos en la Directiva de Hábitats de la Unión Europea.