Rosario Cordero señala que el cierre de oficinas bancarias es "un paso atrás" en la lucha contra el despoblamiento

Reunión de Rosario Cordero
DIPUTACIÓN DE CÁCERES
Publicado 02/02/2018 14:46:48CET

CÁCERES, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Diputación Provincial de Cáceres, Rosario Cordero, acompañada del vicepresidente segundo y diputado de Economía y Hacienda, Alfonso Beltrán, se ha reunido este viernes con alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados por el cierre de los servicios de Liberbank, lo que a su juicio supone "un paso atrás" en la lucha contra el despoblamiento que se viene realizando en la provincia.

"Cerrar 33 oficinas de una entidad bancaria, en este caso de Liberbank, en nuestros municipios es un paso atrás en la lucha contra el despoblamiento", ha señalado Cordero, quien ha señalado que entiende "perfectamente" la preocupación de los alcaldes y vecinos de estos municipios, ya que ella también es "alcaldesa de un pueblo pequeño", ha explicado.

En ese sentido, Rosario Cordero ha pedido a los responsables de Liberbank que "recapaciten en su decisión" de cerrar estas ventanillas en 33 municipios "porque son servicios que dejan de prestarse a la ciudadanía", y ha abogado por que "se ponga en valor y se tenga en cuenta la responsabilidad y el compromiso social con esta tierra", según informa la Diputació de Cáceres en nota de prensa.

"La Institución Provincial está llevando infraestructuras, servicios a los ayuntamientos, igualdad de oportunidades a los cacereños y cacereñas, luchando contra el despoblamiento con todos los programas", tras lo que ha reiterado que el cierre de estos servicios de la entidad finaciera "es un paso atrás en esta lucha contra el despoblamiento".

En este sentido, Cordero ha recordado que la Diputación de Cáceres trabaja con una serie de entidades bancarias, y ha reafirmado su deseo de "trabajar con las entidades bancarias que tengan un compromiso con esta tierra", tras lo que ha pedido a los responsables de Liberbank que "den marcha atrás en su decisión" de cerrar estas ventanillas, ya que "esta decisión afectará también a su empresa y la Diputación tendrá que tomar decisiones que no le gustaría tener que tomar", ha advertido.

Finalmente, la presidenta de la Diputación de Cáceres ha avanzado que seguirán solicitando poder reunirse con los máximos responsables de Liberbank para tratar este asunto, ya que el encuentro que tenía previsto celebrarse esta semana tuvo que ser suspendido por motivos de agenda de la entidad bancaria.