Turismo.- Comienzan los trámites para declarar Convento de la Bien Parada de Abadía como Bien de Interés Cultural

 

Turismo.- Comienzan los trámites para declarar Convento de la Bien Parada de Abadía como Bien de Interés Cultural

Actualizado 16/03/2011 13:35:12 CET

MÉRIDA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El expediente de declaración de Bien de Interés Cultural del Convento de la Bien Parada de Abadía (Cáceres) ya ha comenzado sus trámites.

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado una resolución de la Consejería de Cultura y Turismo por la que se incoa el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para este convento, que será en la categoría de monumento, para el reconocimiento y la protección de este elemento del patrimonio cultural extremeño.

Cabe destacar que el Convento de la Bien Parada debe considerarse como "una excelente obra arquitectónica conventual franciscana en Extremadura", que además es una "seña de identidad" junto con el Palacio de los Duques de Alba y la Iglesia Parroquial de Santo Domingo, y "pilar importante en el terreno de la cultura y el pensamiento extremeño por la dedicación a tareas docentes con la institución de un colegio de teólogos y pasantes", según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

Así, según explica, el convento de la Bien Parada está compuesto por la iglesia, la sacristía y una capilla, el claustro bajo, con su escalera de acceso y parte de las galerías altas, y otras edificaciones adosadas al testero de la iglesia y al último tramo del templo por el sur. A su vez todavía se conserva el edificio de la hospedería. En general, se trata de un inmueble edificado en su mayor parte durante el segundo tercio del siglo XVII.

Señala que la estructura básica de planta es un rectángulo, del que sobresalen, por la fachada sur, los volúmenes que corresponden a las dependencias añadidas a la iglesia. A este lado queda exenta la hospedería. El claustro, de forma cuadrangular, se dispuso adosado al muro norte del templo.

El expediente de declaración de Bien de Interés Cultural delimita el entorno de protección, que estará constituido por los inmuebles y espacios colindantes inmediatos que den apoyo ambiental al bien, y cuya alteración puede afectar a sus valores, contemplación o estudio. De esta forma, "se pretende que el entorno marcado facilite la lectura histórica del edificio y lo realce espacial y ambientalmente", señala.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies