Unos 2.000 agricultores protestan en Mérida por la "paralización" de la Junta ante la "situación catastrófica"

Manifestación En Mérida
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 17:15:00 CET

Piden "medidas efectivas" con un "presupuesto real" para paliar las pérdidas provocadas por la sequía y la bajada de precios

MÉRIDA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 2.000 agricultores, según la organización, se han manifestado este viernes en Mérida para alertar de la "situación catastrófica" que atraviesa el sector agrícola debido a la sequía y a los bajos precios, y en rechazo a la "paralización total" de la Consejería de Agricultura ante este problema.

Convocados por las organizaciones agrarias UPA-UCE y COAG Extremadura, cientos de agricultores y ganaderos de diversos puntos de la región han llegado a la capital extremeña en autobuses fletados por la organización, para participar en la manifestación que ha partido desde la Plaza de Toros de Mérida y ha desembocado frente a la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno extremeño.

Al final de la manifestación, han tomado la palabra los secretarios regionales UPA-UCE y COAG Extremadura, Ignacio Huertas y Juan Moreno, respectivamente, y el secretario de UPA nacional, Lorenzo Ramos, presididos por una pancarta en la que se podía leer 'La sequía y los precios arruinan el campo extremeño'.

Entre los manifestantes se encontraban además el secretario general de UGT Extremadura, Francisco Capilla; representantes del PSOE como el portavoz parlamentario, Valentín García, o el coordinador de IU Extremadura, Pedro Escobar.

SIN MEDIDAS EFECTIVAS

En su intervención ante los manifestantes, el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, ha aludido a la situación "tan grave" que atraviesan las explotaciones agrícolas y ganaderas extremeñas, por la sequía y los bajos precios, ante la que la Consejería de Agricultura "no ha puesto ninguna medida efectiva que lleve un presupuesto real".

Frente a ello, Huertas ha asegurado que "lo que hay es propaganda" por parte del Gobierno regional, y ha señalado que el consejero de Agricultura, José Antonio Echávarri, "no ha puesto soluciones a la situación" y "a pesar de la gravedad de la situación, no quiere gestionar lo que le toca: una sequía muy grave"

Una situación en la que, según ha relatado el dirigente de UPA-UCE Extremadura, "los ganaderos ya no pueden más", porque la lluvia que ha caído "no ha resuelto los problemas" ya que el calor "se lleva la poca hierba que ha nacido este año", a lo que se une la subida de precios de los piensos y los forrajes, y el descenso del precio de los animales.

Huertas se ha referido además a la situación de los apicultores, que han visto como "además de haber estado dando de comer a las colmenas, a día de hoy se les han muerto más del 30 por ciento", y "encima llega la Junta y les reduce las ayudas" y "no han sacado la prima de polinización".

Una situación que Huertas ha advertido que "no van a consentir", y que las organizaciones agrarias se van "a poner de frente si pretenden quitarles el poco dinero que tienen los apicultores", un sector que "genera riqueza y empleo en zonas que no tienen otras alternativas".

Los agricultores del cereal "han perdido el 80 por ciento de la cosecha" y ha cifrado sus pérdidas en 112 millones, mientras que los olivareros sufren "un campaña catastrófica de precios" tanto en la aceituna como el aceite, ya que este último "se está vendiendo a la mitad que el año 2002", ha explicado Huertas.

EL AVE, PARA VENIR EN NAVIDAD

Esta situación está provocando que el sector agrícola y ganadero esté sufriendo "pérdidas millonarias", así como una bajada de producción y "precios ruinosos", una situación ante la que el Gobierno de Extremadura "debe dejarse de tonterías y de propaganda" y poner medidas encima de la mesa.

"Nos podrán decir lo que quieran, pero la agricultura y la ganadería son la riqueza de nuestra tierra", ha aseverado Ignacio Huertas, quien ha advertido de que "si cae" este sector en Extremadura "solo vamos a necesitar el AVE para venir en Navidad a ver a nuestras familias", ya que tendrán que marcharse fuera de la comunidad a trabajar.

El secretario general de UPA-UCE Extremadura ha considerado que no se les "puede decir constantemente" que la agricultura y la ganadería son "un sector estratégico, y cuando llega la hora de la verdad, el dinero se lo dan a otros", ha lamentado.

INSOSTENIBLE Y CAÓTICA

Por su parte, el presidente de COAG Extremadura, Juan Moreno, ha coincidido en que la situación del sector es "totalmente insostenible" y "caótica" debido a que los precios "están por los suelos en todos los productos", y los costes de producción "incrementándose constantemente".

"Es una situación que no podemos continuar", ha aseverado Moreno, quien ha añadido que a esto se une la "amenaza" de la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) en los próximos meses.

Juan Moreno ha advertido que no les "dolerán prendas" en salir a la calle contra esta situación "cuantas veces haga falta", y contra la "parálisis total" que a su juicio sufre la Consejería de Agricultura a la hora de defender los intereses del sector.

Y es que, según ha aseverado Moreno, la consejería "solo ha gestionado decentemente las ayudas en las que no tenía que poner ni un céntimo", como son las de las PAC, pero respecto a las ayudas en las que tiene que aportar dinero de fondos propios, no existe "absolutamente nada de nada".

Finalmente, el secretario general de UPA federal, Lorenzo Ramos, ha mostrado con su presencia su apoyo a esta manifestación, y ha aludido a la organización agraria que "falta" en esta protesta, que sí estuvo presente en una manifestación similar que se celebró hace tres años en Mérida.

En ese sentido se ha preguntado si tres años después "para esos que no han venido, ¿la cosa está mejor que estaba antes?", y ha señalado que la situación "está mucho peor" ahora, "en todos los sentidos".

"Estoy seguro de que los que faltan en esta manifestación, que dicen que representan agricultores, igual que los que nos gobiernan, que también estaban en la manifestación de hace tres años, están esperando a ver si llueve y se arregla el problema solo", pero ha explicado que esto no es posible porque "ya se ha pasado la fecha", y además, al problema de la sequía se une el de los precios.