El 31,9% de los extremeños vivieron en riesgo de pobreza durante 2011, el segundo mayor porcentaje del país

Niño pobre bebiendo agua
Reuters
Actualizado 22/10/2012 19:06:16 CET

MADRID/MÉRIDA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 31,9% de los extremeños vivieron en riesgo de pobreza durante el pasado 2011, el segundo mayor porcentaje del país, solo por debajo de Canarias (33,8%), según la encuesta de condiciones de vida que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, el ingreso medio anual por persona en la comunidad extremeña en 2010 fue de 7.756 euros, una cifra con la que la comunidad solo superó a Andalucía (7.753 euros) y Murcia (7.536).

En el lado opuesto se encuentran País Vasco, con un ingreso medio anual neto en 2010 de 12.435 euros, así como Navarra y Madrid (12.148 y 11.046 euros, respectivamente).

Los datos del INE también revelan que en presente año 2012 el 48,3 por ciento de los extremeños no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 40 por ciento de la media nacional; así como que el 55,3 por ciento de los habitantes de Extremadura no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa, al menos una semana al año (frente al 44,5% de la media nacional).

Del mismo modo, la encuesta refleja que el 4,7 por ciento de los extremeños tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal, frente al 7,4% de la media nacional; y que el 11,7 por ciento tiene "mucha" dificultad para llegar a fin de mes (frente al 12,7% registrado en el país).

UNO DE CADA CINCO ESPAÑOLES ESTÁ DEBAJO DEL UMBRAL DE LA POBREZA

El estudio también revela que, a nivel nacional, uno de cada cinco habitantes (el 21,1 por ciento) está por debajo del umbral de la pobreza, un 0,7 por ciento menos que en 2011.

El informe muestra que la disminución de esta tasa se ha producido de forma destacada entre las personas mayores de 65 años, entre los que ha pasado del 21,7 por ciento en 2010 al 16,9 por ciento en 2012, mientras que el porcentaje de población por debajo del umbral de pobreza ha aumentado en las personas entre 16 y 64 años, pasando del 19,4 por ciento en 2010 al 21 por ciento en 2012.

Concretamente, la encuesta indica que en el caso de hogares compuestos por dos adultos y dos menores el umbral de la pobreza se sitúa en 15.445 euros, un 2 por ciento por debajo del que se calculó para 2011.

Sin embargo, apunta que, si se considera el valor del alquiler imputado --se aplica a los hogares que no pagan un alquiler completo por ser propietarios o estar alquilados a un precio inferior al de mercado o a título gratuito--, la tasa de riesgo de pobreza se ha reducido hasta el 18,4 por ciento.

En este caso, los datos muestran que la población mayor de 65 años, que en mayor proporción es propietaria de su vivienda, presenta el menor porcentaje de riesgo de pobreza --8,5 por ciento en 2012-- mientras que uno de cada cuatro menores de 16 años se sitúa por debajo del umbral de pobreza.

Según el nivel de formación del individuo, se desprende que el 28,9 por ciento de la población que ha alcanzado un nivel educativo equivalente a la educación primaria o inferior está en riesgo de pobreza frente al 10 por ciento de quienes han alcanzado la educación superior.

Asimismo, por tipo de hogar, revela que el 38,9 por ciento del total de personas que viven en hogares formados por un adulto con hijos dependientes a su cargo se sitúan en riesgo de pobreza, porcentaje que se reduce hasta un 18 por ciento si se trata de familias formadas por dos adultos sin hijos. En relación con la actividad, muestra que el 35,8 por ciento de los parados está en riesgo de pobreza frente al 13,3 por ciento de los ocupados.

Atendiendo a la nacionalidad, de la encuesta se desprende que el 43,5 por ciento de los ciudadanos extranjeros procedentes de fuera de la Unión Europea se encuentran en riesgo de pobreza, mientras que la tasa se reduce hasta un 26,2 por ciento si se trata de europeos y hasta un 19,8 por ciento en el caso de los españoles.

Según explica el INE, el umbral de riesgo de pobreza se calcula cada año a partir de la distribución de los ingresos del año anterior y apunta que, siguiendo los criterios recomendados por Eurostat, este umbral se fija en el 60 por ciento de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies