(Ampli.) El aeropuerto internacional privado de Cáceres sería viable y podría estar en 2012, según los primeros estudios

Actualizado 10/05/2007 23:21:10 CET

Ibarra afirma que no hay "duda" de que habrá financiación para acometer esta iniciativa "fundamental" para la región

MÉRIDA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El aeropuerto internacional privado de Cáceres sería viable y podría estar en funcionamiento en 2012, según los trabajos realizados hasta la fecha por especialistas de las consultoras Grupo Analistas y Técnicos Reunidos.

A falta de que este concluido en su totalidad el informe de viabilidad que promueve Caja de Extremadura y para el cual trabajan las consultoras citadas, los expertos ya han determinado que para 2020 el aeropuerto sería utilizado por algo más de un millón de viajeros anuales.

Dicha cifra se considera el "umbral crítico" o "estratégico" a partir del cual comienza a ser rentable empresarialmente una infraestructura de estas características, según explicó en rueda de prensa en Mérida José Antonio Herce, director de economía de Grupo Analistas.

Herce compareció ante los medios para informar sobre el estado del estudio liderado por Caja de Extremadura, acompañando al presidente de la Junta, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; al presidente de la entidad financiera, Jesús Medina; al consejero de Infraestructuras, Luis Millán Vázquez de Miguel; y al ingeniero de Técnicos Reunidos Miguel Ángel Benlloch.

En el acto informativo, Rodríguez Ibarra subrayó que este proyecto, que él anunció en su discurso del Estado de la Región en junio de 2006, es "fundamental" para la comunidad extremeña, al tiempo que se mostró seguro de que habrá financiación para llevarlo adelante. "No les quepa duda", aseveró.

INCREMENTO DEL PIB

En su exposición de carácter técnico, el analista José Antonio Herce avanzó que si bien el estudio no estará terminado del todo hasta el mes de septiembre, con los datos disponibles ya a día de hoy se puede estimar que el aeropuerto es viable y además causaría un impacto beneficioso en el conjunto de la economía regional.

Así, según cálculos aproximativos de este experto, la fase de construcción del aeropuerto y las infraestructuras aparejadas al mismo supondría un incremento del 0,7% del PIB extremeño, debido sobre todo a la "movilización de recursos productivos locales" que necesariamente conllevaría.

Una vez en marcha, la repercusión positiva en el Producto Interior Bruto regional sería de un "1% adicional" al porcentaje anterior, lo que suma un 1,7%. Ello se debería en gran medida al desarrollo consecuente del sector turístico de Extremadura, dado que la región pasaría a recibir más de medio millón de turistas extranjeros cada año.

Además,la presencia del aeropuerto y el revulsivo que causaría en el turismo provocaría un proceso de generación de empleo de hasta 5.500 puestos de trabajo.

Durante su intervención, Herce precisó que el "escenario" diseñado para analizar la viabilidad del proyecto tiene en cuenta un modelo de "partenariado" o "maridaje" entre inversores públicos y administración pública, debido a que el aeropuerto se concibe en un contexto "favorable" de infraestructuras caracterizado por la "conexión fluida" con AVE y autovías.

UBICACIÓN E INVERSIÓN

Por su parte, el ingeniero Miguel Ángel Benlloch, director del proyecto de la terminal T-4 de Barajas, indicó que se barajan "varias ubicaciones en el entorno de la ciudad de Cáceres", entre las cuales la designación final obedecerá tanto a la variable medioambiental --puesto que no puede ubicarse en territorio protegido-- como a la correspondiente a los requisitos técnicos que debe cumplir una instalación en la que aterrizan y despegan aviones de viajeros.

Benlloch destacó el interés para que este aeropuerto sea especialmente utilizado por compañías aéreas de bajo coste, que actualmente congregan ya entre el 35 y el 40% del tráfico internacional hacia España.

El coste del proyecto oscilaría entre 148 y 150 millones de euros en una primera fase en la que se dotaría al aeropuerto de una pista de 2,5 kilómetros, y una segunda por importe de 25-30 millones que ampliaria la longitud hasta 3 kilómetros para que pueda recibir los aviones denominados de "fuselaje ancho".

SOCIOS

En cuanto a los contactos con entidades privadas potencialmente interesadas en aportar financiación a un proyecto de esta índole, Jesús Medina precisó que Caja de Extremadura quiere "liderar" la iniciativa en su apartado financiero y que ya está "trabajando" con empresas y fondos de inversión para que la "acompañen", al tiempo que destacó en particular que se invitará a formar parte de la misma a Caja Badajoz.

Por su parte, Juan Carlos Rodríguez Ibarra consideró que el aeropuerto de Cáceres será "compatible" con el actual de Talavera la Real (Badajoz), por ser de naturaleza distinta. Además, destacó que la ubicación en torno a la capital cacereña permitirá al nuevo aeropuerto tener en un radio de acción de 200 a 300 kilómetros a ciudades como Madrid, Salamanca, Lisboa y Sevilla, además de a toda Extremadura.

El presidente extremeño señaló así mismo que hoy día "es posible" llevar a cabo en la región un proyecto de estas dimensiones porque se dispone de infraestructuras complementarias con las que no se contaba "hace años".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies