APAG y Asaja consideran "intolerable" la subida del convenio del campo

Bibiano Serrano
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 15:32:55 CET

Advierten de que al sector agrario extremeño se le "obliga a un esfuerzo inasumible"

MÉRIDA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones profesionales agrarias APAG Extremadura Asaja y Asaja Cáceres Cáceres han tildado de "intolerable" que el nuevo convenio del campo "impuesto" por las "organizaciones afines UPA-UGT y COAG-COOO" obligue al sector agrario extremeño "a hacer un esfuerzo impagable e inasumible".

Por esta razón estas dos organizaciones se han negado a firmar dicho acuerdo, "aunque hasta el último momento se ha intentado lograr un pacto para que se prorrogara en las mismas condiciones el del pasado año", señalan en un comunicado de prensa sus máximos dirigentes, Bibiano Serrano y Ángel García Blanco.

Ambos dirigentes niegan que los costes sólo supongan una subida de 30 céntimos y recuerdan que el incremento real ya este año es del 2%, teniendo en cuenta desde el 1 de enero de este 2011 ha entrado en vigor una subida del 0,5% más el otro 1,5% aprobado para este año.

Este convenio, señalan ambos dirigentes, va en contra de todas las recomendaciones que está realizando Bruselas al Gobierno para la contención de salarios debido a la crisis económica, por lo que abogan por "unir los salarios a la competitividad". "No nos negamos a pagar más siempre que se produzca un incremento de la productividad", apostillan.

En este sentido, informan que los costes salariales aprobados supondrán un desembolso del 11,4 millones de euros para el empresario del campo extremeño "cuando la única realidad es que la renta agraria ha bajado un 26% en los últimos cuatro años".

MENOS AYUDAS

A esto, apostillan, hay que sumar el recorte de las ayudas agrarias, que han supuesto otro 1% en la subida de la modulación a lo que hay que añadir un 35% más en input de las explotaciones agrarias.

De forma paralela, exponen los empresarios han asumido recientemente el traspaso de los trabajadores del campo al Régimen de la Seguridad Social, con el consiguiente incremento de costes.

Todo ello ha supuesto, destacan, "la pérdida de 3.000 explotaciones agrarias en Extremadura en el año 2010". "Por lo que ante tan grave situación consideramos intolerable el convenio que quieren imponer unas determinadas organizaciones con la crisis que atraviesa el sector", concluyen.

Por último, ambas organizaciones exigirán al presidente de la Junta de Extremadura que salga de las urnas el próximo 22 de mayo la convocatoria urgente de elecciones al campo extremeño, que no se celebran desde hace nueve años, para "aclarar la representatividad real de las organizaciones agrarias".