APIS y Syngenta ponen en marcha un proyecto de agricultura sostenible respetuoso con los insectos

Publicado 20/06/2017 17:15:56CET

MÉRIDA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La agroalimentaria APIS y la agrotecnológica Syngenta han puesto en marcha en una parcela piloto el proyecto 'Operación Polinizador', cuyo objetivo es generar hábitat en entornos agrarios que acojan a especies de insectos beneficiosos para el cultivo, mientras que se contribuye a la protección ambiental del entorno.

El plan, que trata de extender la biodiversidad en zonas de producción de tomates, es una iniciativa formulada por la empresa Syngenta que pretende ser extendida al tres por ciento de la superficie de cultivo de APIS en los próximos dos años.

La 'Operación Polinizador' cuenta con más de 11 años de investigación y consiste en la plantación, en los márgenes de las parcelas, de mezclas específicas de flores que se han comprobado que sirven de alimento y hábitat para especies de insectos beneficiosos para la agricultura, explica APIS en nota de prensa.

Según el director general de APIS, Anselmo Montero, este proyecto busca que los agricultores y productores introduzcan en su sistema de producción "medidas ambientales que fomentan la sostenibilidad mejorando los ecosistemas naturales". "No sólo en biodiversidad, sino también en protección de los cauces fluviales y pérdida de suelo", ha añadido Montero.

Estas bandas florales que Syngenta ha puesto en marcha con la empresa APIS son monitorizadas anualmente por el entomólogo colaborador del CSIC, Óscar Aguado. "No sólo generan biodiversidad en entornos muy presionados por la intensidad agrícola, sino que, además, se puede extraer valor de dicha biodiversidad a través de la polinización de los cultivos adyacentes o de la presencia de insectos auxiliares", ha manifestado Aguado.

BIODIVERSIDAD

Por su parte, el responsable de sostenibilidad de Syngenta, Francisco García-Verde, ha explicado que el proyecto "está siendo impulsado por grandes y pequeñas empresas como APIS, así como asociaciones de agricultores y entidades científicas que tienen la extensión de la biodiversidad como uno de sus principales retos".

La implementación de técnicas medioambientales en fincas comerciales resulta esencial para alcanzar los objetivos de la UE para 2020 en materia de biodiversidad y protección de los recursos naturales, especialmente del agua y los suelos. El reto para garantizar la disponibilidad de alimentos de forma "sostenible" es conseguir el "equilibrio" entre una mayor producción agrícola de calidad y la puesta en marcha de medidas medioambientales, señala APIS.

La extensión de márgenes de biodiversidad es uno de compromisos por una agricultura "más sostenible" incluido en el plan 'The Good Growth Plan' y que impulsa la empresa agrotecnológica Syngenta, con la ayuda de "cada vez más" organizaciones y empresas del sector agroalimentario como APIS.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies