El área de Juventud de IU-Extremadura cree que la campaña de difusión del Plan Bolonia es un "ejercicio de manipulación"

Actualizado 24/02/2009 14:07:32 CET

MÉRIDA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El área de Juventud de IU-Extremadura manifestó hoy que la campaña de información sobre el Plan Bolonia, que llevan a cabo en la región el Gobierno autonómico y la UEx, es un "ejercicio de manipulación" y un "insulto a la inteligencia de los jóvenes extremeños", al considerar que la reforma universitaria europea "está más que cerrada".

Para los jóvenes de IU, la aprobación del proceso de Bolonia "ha eludido en todo momento cualquier forma de debate" entre los diferentes agentes "afectados" por la iniciativa y, por ese motivo, cree que la campaña de información "es un burdo intento de maquillar el ocultismo y las profundas carencias democráticas" de esta reforma.

En nota de prensa, la formación juvenil afirmó que el Plan Bolonia "no surge" de un acuerdo entre las instituciones representativas de la Unión Europea ni de los diferentes parlamentos nacionales, sino que es fruto de un conjunto de propuestas sugeridas por unos "supuestos expertos" que "en ningún momento ha sido objeto de las más mínima sombra de debate ni en la sociedad ni en las instituciones de los Estados miembro".

"El denominado Plan Bolonia, al igual que ocurriera con el fracasado proyecto de Constitución Europea no es más que un intento de imponer la lógica de mercado a partir de un proceso protagonizado por burócratas y personajes íntimamente relacionados con el mundo de la empresa, en el enésimo intento por apuntalar la vinculación exclusiva del desarrollo del proyecto europeo a los intereses de la economía de mercado", aseguró.

Por todo ello, el área de Juventud de IU-Extremadura comentó que la propuesta contenida en el proceso de reforma universitaria "no tiene otro objeto" que la construcción de un modelo universitario "elitista" y "alejado de la concepción de la universidad como centro de pensamiento crítico".

Finalmente, criticó la "absoluta connivencia" que, a su parecer, demuestran ante el Plan Bolonia las Juventudes Socialistas y Nuevas Generaciones, "más ocupados en la continua desacreditación del contrario, que en la articulación de las cuestiones que afectan a los jóvenes de la región", concluyó.