El artista Javier Polo expone en el Complejo Cultural Santa María de Plasencia

Actualizado 24/11/2011 16:58:45 CET

La muestra 'Concierto de Pintura' puede visitarse hasta el 20 de diciembre

CÁCERES, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Complejo Cultural Santa María de Plasencia acoge del 24 de noviembre al 20 de diciembre la exposición denominada 'Concierto de Pintura' con obras de Javier Polo, alumno de Bellas Artes de la capital del Jerte.

De este modo la Diputación de Cáceres continúa prestando apoyo a los alumnos aventajados de las Escuelas de Bellas Artes 'Rodrigo Alemán' (Plasencia) y 'Eulogio Blasco' (Cáceres) para que comiencen a exponer sus trabajos. La inauguración tendrá lugar a las 19,30 horas de este jueves.

Javier Polo es un artista vallisoletano afincado en Extremadura, que presenta su 'Concierto de Pintura', una colección de obras en la que la música es la protagonista porque retrata a pianistas, músicos callejeros o personajes emblemáticos. En definitiva, motivos que componen un panorama lleno de color, ritmo y sensaciones.

En estas obras, que en algunos aspectos recuerdan al Nicolás de Staël de la década de los cincuenta, se percibe ese gusto por subrayar los elementos esenciales que constituyen las formas, estructuradas por planos, como si de un aparejo arquitectónico se tratara, según informa la institución provincial en nota de prensa.

Fondo y figura se mimetizan creando una unidad compacta que establece cierta ambigüedad óptica y que únicamente se diferencian por las gamas cromáticas cuidadosamente matizadas y elaboradas capa sobre capa. Sus trazos de pincel y espátula crean grandes zonas de color que renuncian a su individualidad y sólo adquieren identidad propia cuando pasan a formar parte del conjunto, añade la nota.

Javier Polo expone también una colección de monotipos, tratados como manera negra con delicados registros de grises y negros aterciopelados, que rinden un homenaje a Chet Baker y nos transportan al mundo de matices sutiles y sonidos profundos del genial trompetista.

En el 'Concierto de Pintura' de Javier Polo, la música se viste de lienzo y óleo, de rojos, azules y ocres. Las imágenes se muestran difusas y precisas al mismo tiempo, como si fueran jirones de recuerdos que se asoman tímidamente a la memoria del pintor para mostrar sólo la esencia, la idea o el concepto. Sin adornos. Restando claridad a la figura, sumando nitidez a la abstracción para que ambas, figuración y abstracción, logren por fin reconciliarse, concluye la nota.