El Arzobispo de Mérida-Badajoz destaca del Papa su "voluntad de diálogo" y que es "sencillo y nada blando"

 

El Arzobispo de Mérida-Badajoz destaca del Papa su "voluntad de diálogo" y que es "sencillo y nada blando"

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 14/03/2013 16:02:55 CET

BADAJOZ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, ha destacado del cardenal Jorge Mario Bergoglia, recién elegido como nuevo Papa y que se conocerá como Francisco, su "voluntad de diálogo" y "capacidad de comunicación" así como que es "natural, normal, sencillo y nada blando".

"Me pareció un hombre natural, normal, sencillo y nada blando, lo cual no quiere decir que sea un hombre duro sino que dice con naturalidad y sencillez lo que tiene que decir y hace con naturalidad y sencillez lo que tiene que hacer", ha enfatizado monseñor al tiempo que ha añadido que "no está buscando (el Papa Francisco) una fachada detrás de la cual esconder con más o menos disimulo lo que no quiere manifestar a la gente pero sí llevar a cabo".

Además, durante una rueda de prensa que ha ofrecido para hacer una valoración del nuevo Papa, García Aracil ha resaltado que "se presentó" con una "serie de elementos a la vista que son realmente positivos para lo que se pueda esperar de este Papa del siglo XXI".

Así, el Arzobispo de Mérida-Badajoz ha destacado que, "con sus palabras y gestos desde el balcón de la Basílica de San Pedro" durante su primera aparición tras ser elegido en el Cónclave, el Papa Francisco ha "transmitido ya" algunas "de sus firmes convicciones".

Entre ellas, que "necesita" de la oración y el "apoyo" de los feligreses, es decir, "comienza pidiendo, que recuerda al diálogo de Jesucristo con la samaritana", o que "se compromete con el deber de orar en favor del pueblo santo de Dios" con lo que "manifiesta no meterse especialmente en políticas y en historias".

También ha subrayado del mismo modo que "se siente claramente obispo de Roma", "manifiesta un amor decidido y un espíritu de servicio al mundo entero", "asume con naturalidad y sin miedo las difíciles responsabilidades que presenta hoy la Iglesia" y "manifiesta con toda sencillez su amor y su respeto" a su predecesor, el Papa emérito Benedicto XVI.

"Se presenta (el Papa Francisco) espontáneamente con un estilo personal, que permite deducir su voluntad de diálogo, su capacidad de gobierno y por lo que os toca a vosotros (periodistas) una gran capacidad de comunicación. Dicen que a los tres minutos se había ganado al pueblo", ha subrayado.

"GRAN LIBERTAD EN LA IGLESIA"

Por otra parte y preguntado por el hecho de que el nuevo Pontífice es jesuita, García Aracil ha ensalzado que para él, "como muchísimas cosas que han rodeado los últimos acontecimientos de la Iglesia, significa una gran libertad en la Iglesia".

"Ha habido algún Papa dominico, hay quien dice que la vestidura blanca del Papa deriva de entonces (...)", ha aseverado toda vez que ha insistido en que hay "una gran libertad en la Iglesia" porque en esta institución "no hay guetos, todos los cristianos son iguales" y "todos los obispos son candidatos a Papa".

Por tanto, ha resaltado que el nuevo Obispo de Roma "pudo ser dominico, pudo ser franciscano, pudo ser jesuita" porque "en la Iglesia todos caben" y ha añadido que "no" cree que los cardenales electores "hayan ido a buscar un jesuita, tampoco a rechazarlo" sino que "han ido a buscar al hombre que reunía las cualidades que hoy son necesarias".

Asimismo, preguntado por la edad del Papa Francisco, que llega al pontificado con 76 años, García Aracil ha interpelado: "¿era joven Benedicto XVI? Sin embargo, los jóvenes le aclamaban".

Con respecto a los retos que tiene la Iglesia y preguntado por los problemas y los aspectos que hay que renovar en la misma, el arzobispo de Mérida-Badajoz, ha opinado que "hay que distinguir lo que la gente destaca como problemas en la Iglesia y que se deducen de una mirada exterior" y "mirado sin ojos de fe" y "lo que constituyen de verdad los problemas de la Iglesia".

Así, ha subrayado que "hoy el problema" de esta institución ya ha sido "asumido" por la misma y es "la evangelización en un mundo en que la gente tiende a una secularización en todos los sentidos".

"Los problemas podrán ser para unos la pederastia, muy bien no deja de ser un problema, pero un problema que en la Iglesia es gravísimo, no faltaba más; no obstante estadísticamente no lo sufre la Iglesia en mayor grado, lo que pasa es que hablar de la pederastia en la Iglesia, aparte del disgusto objetivo que supone, vende", ha apuntillado.

"Pero esto que suena mucho no es el mayor problema de la Iglesia, os voy a decir por qué, porque si todos los que han caído en esta debilidad o pecado (pederastia), hubieran tenido en ese momento muy claro en su conciencia el mensaje del Evangelio no lo hubieran hecho", ha asegurado.

Por último, con respecto a las características del nuevo Papa, que es hispanoamericano, que su lengua originaria es el español y el hecho de que se haya hecho llamar Francisco, García Aracil ha dicho que "la nacionalidad, el idioma y la parentela me importa nada, lo que me importa es su persona".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies