El arzobispo de Mérida-Badajoz reorganiza los arciprestazgos para adaptarlos al número de sacerdotes

Actualizado 30/06/2006 22:36:30 CET

MÉRIDA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Mérida-Badajoz ha autorizado la reorganización de los arciprestazgos de su diócesis, medida adoptada debido a la reducción del número de sacerdotes por arciprestazgo, entre otras circunstancias.

Entre las principales novedades destaca la división del antiguo arciprestazgo de Almendralejo, que ahora queda en dos: de Almendralejo y de Villafranca de los Barros.

Por otra parte, se ha realizado la unión de los antiguos arciprestazgos de Zalamea de la Serena y de Castuera. Además, se han producido diversos trasvases de poblaciones entre arciprestazgos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies