Asaja Extremadura califica 2009 como "el peor" del siglo XXI porque "continúa la desaparición de explotaciones agrarias"

Actualizado 29/12/2009 13:03:05 CET

CÁCERES, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria Asaja Extremadura consideró hoy que 2009 ha sido "el peor" año hasta el momento del siglo XXI, ya que ha estado marcado por la continuación de la "desaparición de explotaciones agrarias, auspiciada por la desidia" de los gobiernos actuales.

El presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, realizó hoy un balance agrario del año 2009 en una rueda de prensa, en la que lamentó que la renta agraria "un año mas sigue cayendo", y cifró en más de un 9 por ciento la caída, una cifra que se acumula al 17 por ciento de los tres últimos años, por lo que aseveró que "esto no hay quien lo aguante".

García Blanco destacó además la "pérdida continua de activos agrarios" y lamentó que el gobierno regional achaque esta situación a la crisis nacional e internacional, y en ese sentido consideró que "mal de muchos, consuelo de tontos". "Casi 101 empleos diarios se han perdido en el sector agrario en lo que llevamos de año", alertó el líder de Asaja.

A esta situación se debe añadir "problemas de carácter europeos", entre los que García Blanco citó el incremento de la modulación que según dijo, ha supuesto unas "pérdidas del 8% a todos los agricultores, el incremento de la carga burocrática", ya que según aseguró, "ya hay mas de un funcionario por agricultor, lo cual es significativo". Recordó además los problemas del precio de los carburantes o "los acuerdos del presidente Zapatero con Marruecos".

Otro "grave problema", a juicio del presidente de Asaja Extremadura, fue el de la "pertinaz sequía" durante la pasada primavera "que provocó una de las más bajas cosechas de cereales en el secano, con una disminución en torno al 30% de la producción", informa Asaja en nota de prensa.

CAÍDA PRECIOS DEL ARROZ Y EL ACEITE

También aludió García Blanco a la disminución del precio del arroz "a casi la mitad", así como el "desplazamiento desmesurado" hacia el cultivo del tomate, que ha supuesto también que su rentabilidad "esté en peligro y la desaparición progresiva del cultivo del maíz".

García Blanco también apuntó "problemas" con los precios en el aceite de oliva, que "a pesar del descenso de producción junto con el hundimiento" de los precios en el sector del vino "han colocado a estos dos sectores vitales para nuestra economía en el disparadero".

Respecto al sector frutícola, García Blanco aseguró que fue "una buena campaña en producción", pero sin embargo "la avaricia de la distribución pone en peligro permanente a este sector".

SECTOR GANADERO

En su balance del año 2009, García Blanco aludió al sector ganadero que sufre problemas como la sequía, el coste de la alimentación complementaria para el ganado y a la escasez de terneros y corderos como consecuencia de una "nefasta campaña de vacunación de lengua azul", y el "hundimiento del subsector del ibérico", por lo consideró que ha sido "un nefasto año ganadero".

"Y por si fuera poco se cierne una nueva amenaza la aparición de nuevos focos de tuberculosis como consecuencia de la nefasta gestión en los espacios protegidos por la Junta de Extremadura", alertó García Blanco, quien añadió que se ponen "en peligro espacios como Monfragüe, Sierra de San Pedro o Cornalvo". Unos asuntos que "en breves fechas" denunciarán ante la Comisión Europea, anunció.

Recordó García Blanco que esta situación de "auténtica ruina" culminó con la "gran manifestación" de Madrid del 21 de noviembre precedida de un paro general el día anterior "para salvar al campo de la ruina que nos ha traído el iluminado presidente Rodríguez Zapatero".

PERSPECTIVAS PARA 2010

Ante esta situación, García Blanco señaló que 2010 "se aventura como una incógnita", ya que la entrada en vigor de los nuevos desacoplamientos en los sectores de herbáceos, trigo duro y de ovino fundamentalmente en la región "permitirá reorientar las explotaciones hacia el mercado".

Señaló que para 2010 se prevén además "nuevos planes para el sector ovino como son los de vulnerabilidad y calidad que intentaran frenar el abandono del sector", así como "un incremento de la modulación de un puntito" para que los "políticos sigan con las obras de tanatorios y spas municipales", ironizó.

Así, lamentó que para 2010 también se prevé un incremento de las tarifas eléctricas "que asfixiarán todavía un poquito más a los agricultores de regadío", así como un nuevo programa agroambiental para el sector del corcho que "permitirá que algunos sigan cultivando", pero también se planteó "a cuánta gente sin muchos recursos echa del sector".

Finalmente, el presidente de Asaja Extremadura mostró su deseo de que los Reyes Magos traigan a los políticos la "tranquilidad posterior a los sueños navideños que últimamente padecen y que les permita ver la realidad del campo extremeño dando un giro inmediato en la política agraria y sobre todo medioambiental de la región".

Y es que, de lo contrario, apuntó, no "quedará más remedio que hablar al final del año 2010 del número de explotaciones que han vuelto a desaparecer", concluyó.