La Asamblea de Extremadura acuerda una postura conjunta de PSOE y PP para la negociación del sistema de financiación

Actualizado 04/12/2008 14:00:35 CET

Defienden que el nuevo modelo se fundamente en principios de "suficiencia financiera, autonomía e igualdad"

MÉRIDA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Asamblea de Extremadura aprobó hoy con un único voto en contra una Propuesta de Impulso que recoge una postura conjunta del Grupo Socialista (PSOE-Regionalistas) y del Grupo Popular (PP-Extremadura Unida) para la negociación de la negociación que llevará a cabo la Junta de cara al nuevo sistema de financiación autonómica.

Según defendió durante el debate el diputado socialista Jorge Amado, "el éxito del modelo no debería medirse por una mera cuantificación económica sino por la valoración del mismo para generar igualdad en el país".

Por su parte, la portavoz del Grupo Popular, Teresa Angulo, transmitió la "satisfacción" de su formación por el acuerdo, que a su juicio demuestra que PSOE y PP "saben estar a la altura de las circunstancias y discernir perfectamente lo que son cuestiones políticas de lo que son los intereses generales de los extremeños".

Asimismo, reclamó al presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara, que después de que los dos principales partidos de la comunidad hayan alcanzado una postura común, "sea fuerte" de cara a la negociación del sistema de financiación.

Angulo, tras apuntar que dentro del "ejercicio de una oposición responsable en la que primen los intereses generales de Extremadura por encima de cualquier otra cosa" su partido "siempre ha tenido voluntad de llegar a acuerdo", resaltó que en la propuesta han sido recogidas propuestas que el PP considera "pilares básicos" del nuevo modelo, entre ellos que se base en los principios de "igualdad, autonomía y solidaridad".

La portavoz 'popular' apostó, tal y como recoge la Propuesta de Impulso, por que en la negociación se incluyan variables como la población junto dispersión geográfica, el envejecimiento o la superficie; así como por que se garantice el Fondo de Suficiencia "para prestar con garantía y equidad para todos los ciudadanos servicios básicos"; y que por que el nuevo modelo no suponga una subida de impuestos para los extremeños.

De igual modo, insistió en la "necesidad" de que "de forma paralela" a la autonómica se aborde la financiación local, "para paliar la asfixia de los ayuntamientos".

Angulo, tras resaltar que Extremadura acudirá "con una única voz" a la negociación, pidió también a la Junta que informe al PP sobre el contenido de ésta. Reclamó así al presidente de la Junta que "no defraude" a la región y que "no ceda a presiones de partido que luego intente justificar", y le exigió que prime "la defensa de los intereses de los extremeños".

Por su parte, el diputado del PSOE Jorge Amado insistió en que la postura única de PSOE y PP "rearmará" la posición de la Junta ante la negociación. "Vamos a defender los intereses de Extremadura defendiendo la igualdad de todos los españoles", declaró.

CONTENIDO DE LA PROPUESTA

En la Propuesta de Impulso aprobada en la Asamblea de Extremadura, PSOE y PP plantean que la revisión del modelo de financiación vigente, que se está negociando en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, se realice "buscando el acuerdo más amplio posible" de las Comunidades Autónomas, y rechaza "cualquier tipo de acuerdo bilateral".

Igualmente, defiende que el nuevo modelo se fundamente en los principios de "suficiencia financiera, autonomía e igualdad", así como en la "estricta aplicación" del principio de "solidaridad", de tal forma que se evite que el desarrollo de los Estatutos de Autonomía "impongan ventajas de unas comunidades sobre otras".

Además, la propuesta de PSOE y PP en Extremadura establece que en la revisión del actual sistema de financiación se tenga en cuenta, además del elemento de población, otras variables como el envejecimiento, la superficie y la dispersión geográfica.

En la misma línea, establecen como una de las "piezas claves" del sistema de financiación el mantenimiento del Fondo de Suficiencia "con sus actuales funciones", motivo por el cual se manifiestan "absolutamente en contra de la limitación" de dicho fondo y apuestan por la "garantía" de los servicios públicos "sin exclusiones".

En este sentido, plantean que el nuevo sistema de financiación "debe garantizar" las prestaciones sobrevenidas por la aprobación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

La iniciativa de socialistas y populares extremeños recoge también que "en ningún caso" del resultado de la negociación del nuevo modelo pueda derivarse "por compensación" una subida de impuestos para los ciudadanos de la región.

De igual modo, los dos grupos con representación en la Asamblea de Extremadura, consideran "necesario" abordar los procesos de negociación de la financiación autonómica y local "de forma paralela", para dar así "respuesta inmediata" a la "grave situación" d de las economías de los ayuntamientos.

JUSTIFICACIÓN DE LA INICIATIVA

Asimismo, dentro de la justificación de la iniciativa parlamentaria, PSOE y PP establecen que la Comunidad Autónoma de Extremadura "no aceptará ningún sistema de financiación que la provea de menos recursos que el modelo vigente".

De este modo, ambas formaciones argumentan que el nuevo sistema se base en criterios de cálculo que permitan cuantificar "adecuadamente" tanto las necesidades de gasto de las comunidades como los ingresos necesarios para atenderlas, así como que se incorporen "reglas de evolución realistas de unas y otros".

También, y de acuerdo con el mandato constitucional, PSOE y PP en la región consideran que uno de los principios informadores del nuevo sistema de financiación autonómica "deberá ser" el de la "igualdad efectiva" en el acceso de todos los ciudadanos a los servicios públicos, "con independencia de donde se viva".

Así, y con el fin de garantizar el cumplimiento de este principio, proponen que el sistema incluya mecanismos que tengan en cuenta los "costes reales de prestación y acceso a todos los servicios públicos".

En cuanto a las relaciones fiscales entre el Estado y las Comunidades Autónomas, PSOE y PP en Extremadura defienden que deben estar presididas por el principio de "lealtad institucional". En su virtud, "tanto éstas como aquél respetarán sus respectivas fuentes de financiación y evitarán decisiones que las menoscaben".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies