La Asociación Cacereña para la Defensa de los Animales es la primera en ser declarada de utilidad pública en Extremadura

Uno de los animales acogidos en la protectora de Cáceres
PROTECTORA DE ANIMALES DE CÁCERES
Actualizado 04/12/2014 5:43:18 CET

CÁCERES, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Cacereña para la Defensa de los Animales, que cumple este año su vigésimo aniversario, ha sido declarada asociación de utilidad pública, tal y como ha publicado el Boletín Oficial de Estado (BOE) el pasado 12 de septiembre, en una resolución en la que también se otorga esta declaración a Greenpeace España.

La protectora ha valorado este hecho ya que se convierte en la primera protectora de animales en Extremadura con este distintivo que, entre otros asuntos, supone algunos beneficios fiscales como que las donaciones recibidas, no solo de los socios, tendrán una deducción del 25 por ciento en la declaración del IRPF.

Para estar en contacto con la sociedad, la protectora ha puesto en marcha una nueva página web en la que informa de éste y de otros asuntos como los pasos a seguir en el caso de querer denunciar un maltrato animal, en el que se recomienda llamar a la Policía Local o al Seprona de la Guardia Civil para que levanten acta de los hechos y puedan comprobar las pruebas.

También recuerda la necesidad que tienen muchos animales que tienen alojados en la perrera municipal de Cáceres, que gestiona esta asociación, para que sean adoptados ya que son mascotas abandonadas, heridas o maltratadas que "están a la espera de una casa de acogida que les quiera".

Cabe recordar que la Asociación Cacereña para la Proteccion y Defensa de los Animales, se fundó en 1994, y cuenta en la actualidad con 170 socios y unos pocos voluntarios que trabajan contra el abandono y el maltrato de los animales.

Actualmente, la organización continúa buscando un terreno idóneo para el establecimiento del futuro albergue para acoger a los animales. La financiación se realizará mediante fondos privados, distinguiéndose dos fases, la de creación y puesta en marcha del Albergue de Acogida de Animales y la de funcionamiento del mismo.

Las instalaciones requeridas para el desarrollo del proyecto y actividades anteriores ocuparán entre una o tres hectáreas de terrenos donde se instalarán módulos para pequeños animales; zonas de almacén de alimentos y herramientas de trabajo y limpieza, y un edificio de equipamiento para enfermería, sala de curas y aislamiento para animales enfermos.

También contará con un aula para reuniones, cursillos y formación, aseos y vestuarios para voluntarios y una pequeña vivienda para un trabajador. El centro tendrá capacidad para alojar simultáneamente a unos 100 perros y 30 gatos, según recoge la web de la asociación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies