El Ayuntamiento de Cáceres aprueba un informe para la "reordenación" del tráfico en la zona monumental de la ciudad

 

El Ayuntamiento de Cáceres aprueba un informe para la "reordenación" del tráfico en la zona monumental de la ciudad

Zona intramuros
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 20:07:00 CET

CÁCERES, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cáceres ha aprobado en la Comisión de Seguridad Ciudadana celebrada este martes, un informe para la "reordenación" del tráfico en la zona del recinto intramuros de la capital cacereña.

Esta aprobación afectará a la implantación de la zonas de circulación a 20 y 30 kilómetros hora en la propia ciudad monumental y vías colindantes, además del sentido del tráfico en el Adarve, según informa el consistorio cacereño en nota de prensa,.

De esta manera, según ha detallado el concejal de Seguridad Ciudadana, Valentín Pacheco, se ha acordado la "delimitación" de velocidad en base a dos anillos en la ciudad, el primero, dentro de la zona intramuros, incluyendo la Plaza Mayor, que será a 20 kilómetros hora, mientras que las zonas de 30 serán las "aledañas, dentro de la zona de protección".

Cabe destacar que las zonas que se consideran "aledañas" para la circulación a 30 kilómetros hora serán las de General Ezponda, Gran Vía, Plaza de San Juan, Roso de Luna, Clavellinas, San Antón, Parras, Gallegos, Hornos, San Idelfonso, Damas, Fuente Nueva y Amor de Dios.

Así la justificación para aprobar dicha organización se basa en que, "en general", las calles afectadas por "zonas 20 y 30", se localizan en un parte "eminentemente turística o, en sus aledaños", con un carácter más residencial y comercial, por lo que, en ambos casos, los desplazamientos peatonales tienen "gran importancia, además de un incremento del uso de la bicicleta".

Al mismo tiempo, continúa el informe elaborado por la sección de Viales y Tráfico, en colaboración con la Policía Local, del que se desprende que estas vías "no" permiten la "segregación" entre acera y calzada para peatones y vehículos, excepto en tres calles, por lo que limitar la velocidad permitirá una "coexistencia segura" para peatones, bicicletas y vehículos.

De esta forma, la reducción del límite "no" supondrá ni más atascos, ni tampoco impedimento para el tráfico, sino que traerá "más beneficios", como es una "mejora en la seguridad, en la polución e incluso en el nivel de ruido", recoge la nota.

ADARVES EN "ÚNICO SENTIDO"

Por otra parte, durante la comisión se ha dado el visto bueno, a limitar y señalizar a un "único sentido de circulación", y en base a los informes técnicos, los adarves de la muralla.

De esta manera, será de sentido único en dirección las vías de Puerta de Mérida, Adarve del Padre Rosalio, Adarve de Santa Ana, Adarve de la Estrella, Adarve del Obispo Álvarez de Castro, Plaza Conde de Canilleros, Adarve del Cristo, Calle Pereros, Calle Barrio de San Antonio y Calle Hernando Pizarro.

Según recoge el informe técnico sobre este cuestión, en el recinto intramuros "no existe apenas señalización de tráfico", por lo que esta ausencia "ocasiona que muchas de las vías se vengan utilizando en ambos sentidos".

En este sentido, se aclara en el documento que los adarves son la vía que se conforman como una ronda entorno a la ciudad monumental a los que hay que dotar de un determinado sentido de circulación permitido para "mejorar las condiciones de seguridad y fluidez".

Y es que, el ancho de las calzadas (oscila entre 4 y 5,5 metros) "no es suficiente para que dos vehículos en ambos sentidos puedan cruzarse", por lo que "se opta, en la mayoría de los casos, por un único sentido, que evite confusiones y mejore la movilidad de vehículos y peatones, a la vez que se aumenten las condiciones de seguridad."

"ESTUDIO DETALLADO"

Según ha destacado al respecto Pacheco, la ordenación que se ha aprobado es el resultado de un "estudio detallado viario", en el que se ha intentado mantener, "en la medida de lo posible", los sentidos de circulación habituales y los predominantes, en los casos de vías con dos sentidos y que deben pasar a uno único.

Asimismo, se ha procurado mantener el mayor número de plazas de estacionamiento posible y se reubicarán pasos de peatones con criterios de intensidad de tráfico prevista y proximidad a centros públicos o sociales.

Respecto al coste de la medida, "sólo" conllevaría la instalación de la señalización vertical en puntos concretos, por lo que "no sería necesario ningún otro elemento" para su puesta en marcha.

La propuesta ha sido aprobada por unanimidad y deberá ser ratificada en Pleno del Ayuntamiento de Cáceres.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies