Cáceres se suma al homenaje a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo

Homenaje a Miguel Ángel Blanco y la víctimas del terrorismo
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2017 13:38:25 CET

La Asociación de Víctimas del Terrorismo pide que no se olvide la trascendencia de defender la memoria y la verdad

CÁCERES, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El monumento a las víctimas del terrorismo, situado en el parque Puerta Sur del barrio de Nuevo Cáceres en la capital cacereña, ha sido el lugar elegido para rendir homenaje este jueves a Miguel Ángel Blanco, en el vigésimo aniversario de su asesinato a manos de ETA, y para recordar a todas las víctimas del terrorismo.

Representantes de las instituciones nacionales, municipales, provinciales y regionales, políticos, miembros de las Fuerzas de Orden Público, del mundo judicial y ciudadanos en general se han reunido frente al monolito del parque para rememorar el secuestro y asesinato del concejal del PP en la localidad vizcaína de Ermua.

El acto ha comenzado con un minuto de silencio por parte de los asistentes y, después, la joven Carmen Valiente ha interpretado al violonchelo la pieza 'El canto de los pájaros' de Pau Casals.

La primera en tomar la palabra ha sido la delegada en Extremadura de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Inmaculada Sánchez, quien ha recordado que los acontecimientos de hace veinte años que desembocaron en "un crimen cruel y despiadado perpetrado por unos asesinos sin escrúpulos", supusieron un "antes y un después" en la "historia triste" de España, ya que "el miedo dio paso a la indignación" y comenzó la "batalla popular" contra al terrorismo que, hasta entonces, "era impensable".

Sánchez ha defendido actos de reconocimiento como el que ha tenido lugar este jueves en Cáceres y en otras muchas ciudades de la geografía española, porque contribuyen a que "la historia siga viva" y ha pedido que "no se olvide" a las miles de personas y familias "inocentes" que durante medio siglo "fueron y son" víctimas del terrorismo.

"Este tipo de actos sirven también para salvaguardar la memoria de quienes padecieron y padecen esta lacra y tuvieron que enfrentarse al duro trance de convertirse en víctimas del terrorismo", ha añadido, y sirve para "preservar la dignidad de las víctimas y sus familias" y para "rendir un homenaje a tantas y tantas víctimas anónimas de cualquier tipo de terrorismo".

Por eso, la representantes de la AVT en la región ha pedido que no se olvide a las víctimas porque "fueron y son asesinadas o mutiladas para la imposición de proyectos políticos o políticos-religosos fanáticos y antidemocráticos". "Que no olvidéis la trascendencia de defender la memoria, la verdad, la dignidad y la justicia de las víctimas que se ha cobrado el terrorismo en este país, sin importar de qué tipo de terrorismo se trate. Todos sufrimos igual", ha sentenciado.

Sánchez ha reiterado la necesidad de que se recuerde a las víctimas y sus familiares porque "son un ejemplo de civismo y superación", y ha incidido en que hay que recordar lo que pasó porque si no, "el asesino dejará de serlo y la víctima volverá a ser asesinada de nuevo".

También ha tenido palabras para el terrorismo yihadista, "una amenaza global que combina elementos políticos y religiosos", ha dicho y que hay que combatir desde el punto de vista policial y judicial pero también con una respuesta diplomática y de colaboración entre países porque, lo que está siendo atacado son "las sociedades abiertas" como la europea.

MEMORIA COLECTIVA

Tras la intervención de Inmaculada Sánchez ha tomado la palabra la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, que ha dado lectura a un manifiesto en el que se recuerda que lo que pasó en aquellos tres días de julio de hace veinte años "es parte de nuestra memoria colectiva como país" porque hubo "un clamor ciudadano de denuncia por el secuestro de un inocente, de
exigencia de su liberación y de consternación por su asesinato a manos
ETA".

"Le arrebataron la vida a un hombre joven por defender la
democracia y el derecho a sentirse vasco y español sin complejos: un buen
hijo, un buen hermano, un buen amigo de sus amigos y un ciudadano
comprometido con su municipio", ha dicho la regidora cacereña que ha recordado que los españolas salieron a la calle para mostrar su "repulsa" y "exigir piedad y un mínimo de cordura", pero los terroristas "cumplieron su amenaza".

A raíz de la "marea de indignación" que recorrió España, nació "una nueva conciencia ante el terrorismo", recoge el manifiesto, el llamado 'Espíritu de Ermua' que "asentó las bases de la mejor y más
eficaz política antiterrorista: la que defiende que tiene que haber
vencedores: las víctimas, la sociedad democrática y el Estado de derecho
y que tiene que haber vencidos: los terroristas y sus cómplices", ha subrayado.

Nevado ha recordado que ahora, después de veinte años, se ha "vencido policialmente" a ETA gracias en especial al trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y también a la concienciación social, al ejemplo de las víctimas, a la unidad política y a la colaboración internacional pero "todavía queda mucho por hacer".

En este sentido, ha pedido que se esclarezcan los cientos de crímenes sin resolver y se responda al derecho a la justicia que las víctimas reclaman. Además, se espera todavía la disolución de ETA y que "reconozca el mal causado y la imposibilidad de su proyecto totalitario por antidemocrático y por estar manchado con el dolor y el sacrifico de miles de ciudadanos".

También ha denunciado la "legitimación" del terrorismo que en el País Vasco y Navarra "sigue siendo noticia habitual con actos y declaraciones de miembros de partidos y organizaciones que justifican o relativizan el
terrorismo", al tiempo que defiende la imagen de Miguel Ángel Blanco como "un símbolo de concordia" porque "hizo comprender que la libertad hay que ganarla, conquistarla, cuidarla y defenderla ante los enemigos de la convivencia, de la pluralidad ideológica, de los derechos éticos y políticos".

"El legado de Miguel Ángel Blanco nos invita a que permanezcamos alertas y unidos, a que desarrollemos la fortaleza social necesaria para enfrentarnos a aquellos que quieren aniquilar nuestra forma de convivencia y nuestros derechos fundamentales. Miguel Ángel Blanco y todas las víctimas del terrorismo, siempre en nuestra memoria", concluye el manifiesto.

Además de la alcaldesa de Cáceres han participado en este homenaje, el subdelegado del Gobierno en la provincial José Carlos Bote; el vicepresidente segundo de la Asamblea de Extremadura, Fernando Manzano; el vicepresidente primero y diputado de Desarrollo y Turismo Sostenible de la Diputación de Cáceres, Fernando J. Grande Cano; así como concejales del PP y el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cáceres, Cayetano Polo, entre otros.

También han estado presente el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), Julio Márquez de Prado, y responsables de la Policía Nacional, la Guardia Civil y ciudadanos en general.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies