La Cámara de Comercio de Badajoz destina 1,2 millones a la formación de 875 jóvenes en 2017 a través del Programa PICE

Publicado 06/02/2018 13:47:29CET

   BADAJOZ, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Cámara de Comercio de Badajoz ha destinado durante el pasado año 2017 un total de 1.200.000 euros para formar a 875 jóvenes y que obtengan trabajo mediante el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) de las Cámaras de Comercio.

   El Programa PICE cuenta con financiación del Fondo Social Europeo y está dirigido a jóvenes de entre 16 y 29 años que no estudien ni trabajen, inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil y que quieran mejorar su capacitación y empleabilidad, según informa la Cámara de Comercio de Badajoz en nota de prensa.

   Así, desde el pasado mes de junio, la Cámara de España ha incrementado hasta 4.950 euros la ayuda que reciben las empresas por la contratación de jóvenes que hayan completado la fase de orientación vocacional, el primer paso para mejorar las aptitudes profesionales.

   Además, según señala, existen ayudas para emprendedores con el objetivo de fomentar el autoempleo, de forma que los jóvenes beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil que hayan pasado por el PICE y pongan en marcha una actividad empresarial o profesional reciben una ayuda de 1.800 euros.

SOBRE EL PROGRAMA PICE

   Cabe destacar que el Programa PICE está diseñado "a medida de las necesidades de los jóvenes y de las más 3.100 empresas adheridas" a este, que pertenecen a sectores como la hostelería, el comercio o la industria manufacturera.

   Este programa consta de dos planes específicos, como es por un lado el Plan de Capacitación, que supone un itinerario formativo que prepara a los jóvenes para su inserción en el mundo laboral, y que comienza con la orientación vocacional, en la que los alumnos aprenden a elaborar su Currículum Vitae o afrontar una entrevista de trabajo.

   A continuación se imparte una formación troncal, que incluye idiomas, competencias digitales o habilidades para el empleo, y finalmente se ofrece una formación específica orientada a un puesto de trabajo o profesión específica.

   El segundo es un Plan de Movilidad, que permite ampliar la capacitación profesional en empresas de países de la Unión Europea.

   Cabe destacar que en el conjunto nacional, desde su lanzamiento en 2015, 71.963 jóvenes se han inscrito en el programa PICE, 60.572 de ellos han recibido la formación básica a través de la Orientación Vocacional, 30.636 han continuado con la Formación Troncal y 23.807 han realizado los cursos de Formación Específica. Cerca de 3.000 jóvenes (2.768) han accedido al mercado laboral.

   Las empresas adheridas al PICE adquieren un compromiso con el empleo juvenil y acuden a la Cámara de Comercio de su demarcación cuando necesitan cubrir un determinado puesto de trabajo, donde "encuentran jóvenes formados específicamente para cubrir esa demanda".